Tres encapuchados asaltan y golpean en su casa de campo al secretario general del PP de Mazarrón

El secretario general del PP local, José Antonio Román./ lv
El secretario general del PP local, José Antonio Román. / lv

José Antonio Román tuvo que recibir asistencia médica después de que los cacos lo maniataran para robarle «dinero y oro»

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Tres encapuchados asaltaron el pasado martes por la noche la vivienda del secretario general del PP de Mazarrón, José Antonio Román, a quien maniataron con bridas, con el único objetivo de robarle el dinero en efectivo que tenía en su propiedad y las joyas. Román tuvo que recibir asistencia sanitaria tras el suceso por los diversos golpes que le propinaron los ladrones.

Según fuentes ligadas a la investigación, los hechos ocurrieron sobre las diez de la noche, cuando el dirigente popular llegó a un casa de campo, ubicada en Leiva. Al bajarse de coche, tres individuos, que portaban 'walkie talkie', le encañonaron y le obligaron a acceder a la casa. Las mismas fuentes confirmaron que los investigadores no descartan que el padre de Román, que vive con él y se encontraba en el interior del inmueble, hubiera sido dormido con algún tipo de espray, ya que no se levantó de la cama durante el asalto. Desde el entorno familiar creen que los ladrones no llegaron a utilizar nada.

Los cacos lo encañonaron u después de ataron las manos con el cable del caragador del móvil

Todos los rincones

Una vez en el interior, los tres de los encapuchados, que al parecer tenían acento latino, maniataron con el cable del cargador del móvil a Román, lo encañonaron con un arma y le propinaron diversos golpes para que les dijera en qué parte de la vivienda tenía dinero en efectivo y joyas. «También le dieron con la culata de la pistola y le partieron el labio», confirmaron las citadas fuentes.

«Lo que he vivido es una situación muy dura», confiesa, muy afectado, el dirigente popular

Los cacos revolvieron todos los rincones de la caja hasta que se hicieron con unos mil cien euros en efectivo y diversas joyas. A continuación emprendieron la huida. Los agentes de la Policía Local de Mazarrón y de la Guardia Civil atendieron en un primer momento a Román e inspeccionaron la zona en busca de pruebas. La víctima del asalto acudió luego a un centro hospitalario para que los médicos le hicieran un reconocimiento y valoraran los hematomas que tenía, tras los golpes que recibió por parte de sus agresores durante el suceso, informaron las citadas fuentes.

«Tengo que dar gracias»

'La Verdad' se puso en contacto con Román, quien se mostró aún agobiado con la situación que había vivido la noche anterior. «Estoy bastante afectado porque lo que he vivido es una situación muy dura que no le deseo a nadie. Y hay que dar gracias porque, por suerte, no fue a más», confirmó Román, aún afectado tras el susto. «Es muy fuerte todo lo que ha pasado, porque son tres personas encapuchadas que acceden a tu propiedad por las buenas», confesó a este diario el dirigente popular, quien todavía se encontraba abrumado y preocupado por la situación.

Los agentes de la Guardia Civil trabajan desde ayer para recopilar todo tipo de pruebas y tratar de localizar a los tres ladrones que perturbaron la tranquilidad de esa casa de campo, ubicada en la pedanía mazarronera de Leiva. La investigación policial continúa abierta. Al cierre de esta edición no se había producido detención alguna, según informaron fuentes de la investigación consultadas por este diario.