Una investigación rescata el álbum familiar de pedanías de Mazarrón

Una de las imágenes que ilustran la investigación. / la verdad
Una de las imágenes que ilustran la investigación. / la verdad

Una recopilación de 150 fotografías recuerda la vida de los vecinos de un territorio castigado por la despoblación

LA VERDAD

Una investigación que ha llevado dos años de trabajo ha permitido recuperar el álbum familiar de las pedanías mazarroneras de Garrobo y Saladillo. El estudio se presentará mañana en la sede de la Universidad Popular. Se trata de una selección de fotografías recogidas entre los vecinos de estas poblaciones rurales con la particularidad de que, a fecha de hoy, se encuentran despobladas o, en el caso del Saladillo, ocupadas en parte por urbanizaciones de residentes centroeuropeos. Por tanto, la recogida de materiales «ha resultado muy costosa porque hemos tenido que buscar a los que fueron vecinos allí pero que hoy en su mayoría viven en el centro urbano de Mazarrón», indica el historiador y etnógrafo Juan Francisco Belmar. Además, la identificación de las imágenes y la documentación de cada una de ellas también «ha sido trabajoso porque no hay prácticamente nadie ya a quien preguntar».

Pese a estas dificultades, se han conseguido recuperar 150 instantáneas que muestran la vida de estos lugares a mediados de siglo pasado: las faenas agrícolas, las fiestas, los eventos sociales, la construcción de escuelas y edificios ya abandonados.

Las fotografías vienen acompañadas de un artículo de Belmar, en el que hace un recorrido por la historia reciente de ambas pedanías desde el 'boom' minero de finales del XIX hasta el siglo XX. En este recorrido se trata el tema del agua, «un bien siempre escaso en la comarca pero que, en esta ocasión, entronca con la problemática del abastecimiento de aguas a toda la población urbana del municipio». Belmar recoge las investigaciones que se realizaron para buscar recursos hídricos no solo en la época sino más atrás, porque este tipo de trabajos se remontan incluso al siglo XVII. También como hecho relevante en la época se cita la inauguración del pozo de La Purísima, en los años 50 del siglo pasado, del que se dijo que venía a resolver el problema de abastecimiento en el núcleo urbano de Mazarrón. También se cita la construcción de la escuela de Garrobo, a la que se acompaña un artículo monográfico y fotografías del mayor evento vivido entonces en la pedanía.

El trabajo se completa con algunas referencias a los yacimientos arqueológicos de la zona, las prospecciones mineras de finales del siglo XIX y los sucesos ocurridos en los caminos que comunicaban estas pedanías con Mazarrón y el Campo de Cartagena. La investigación cuenta, además, con los testimonios orales de Juan Granados Zamora (de Garrobo) y Antonio Paredes Navarro (de Saladillo). En la realización del libro, Juan Francisco Belmar ha contado con la colaboración de Antonio Rico y Juan Moreno. La publicación cuenta con el patrocinio de la Concejalía de Cultura y de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Mazarrón.