Dos detenidos en una operación antidroga en un garito de la urbanización Playasol

Dos agentes de la Benemérita introducen en un vehículo policial a uno de los arrestados tras la redada. / Pablo Sánchez / AGM
Dos agentes de la Benemérita introducen en un vehículo policial a uno de los arrestados tras la redada. / Pablo Sánchez / AGM

El dispositivo de la Guardia Civil, que desplegó siete patrullas, permite desmantelar un punto de venta de cocaína y heroína

JUAN RUIZ PALACIOS y RAÚL HERNÁNDEZ

Agentes de la Guardia Civil desarrollaron ayer una operación contra el tráfico de droga en la urbanización Playasol de Puerto de Mazarrón. El dispositivo se saldó con la detención de dos vecinos, de mediana edad, acusados de varios delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

Según confirmaron fuentes ligadas a la investigación, la redada comenzó pasadas las seis y media de la mañana, cuando agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) del Instituto Armado se desplazaron hasta las calles Enebro y Almarjo, del citado residencial, donde se desarrolló el operativo. Una vez allí, en el silencio del alba, los agentes procedieron a registrar una de las viviendas que al parecer servían como un supermercado de droga al menudeo. «Los efectivos han llegado muy temprano y se han ido directamente a las casas prefabricadas. Allí se suele vender heroína y cocaína, principalmente», explicaron las citadas fuentes a 'La Verdad'. «Solo han accedido a una de las casas», apuntaron.

Los agentes aprehendieron distintas cantidades de sustancias estupefacientes y practicaron dos arrestos; también confiscaron varias armas de fuego. Uno de los detenidos, de unos 50 años, podría ser el cabecilla de un clan familiar que, presuntamente, se dedicaba a la venta de droga en la zona de ocio de la población. «La redada ha durado varias horas, porque el despliegue ha sido impresionante», afirmó uno de los vecinos de la urbanización.

El momento de más tensión se vivió cuando el hermano de uno de los arrestados increpó a los agentes

El gran despliegue llevado a cabo por los afectivos del Instituto Armado, en el que participaron al menos siete patrullas y más de una decena de agentes, provocó un gran revuelo entre los vecinos, pues muchos de ellos salieron de sus viviendas alertados por el operativo.

Durante la jornada se vivieron algunos momentos de tensión, sobre todo cuando los agentes arrestaron a los dos presuntos narcos. Según ha podido saber 'La Verdad', el hermano de uno de los detenidos se acercó hasta el lugar donde se desarrollaba la operación y comenzó a increpar y a insultar a los efectivos. Los agentes no dudaron en retenerlo de inmediato y cachearlo.

Los vecinos también presenciaron una imagen inusual cuando varios niños de la zona se dispusieron a jugar en plena calle mientras los efectivos efectuaban el registro. Ayer no había trascendido la cantidad de droga incautada. La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas.