Condenan a 10 años de prisión a los hermanos que asesinaron a 'La Cirolita'

Juicio por el crimen de 'La Cirolita', en una fotografía de archivo./Javier Carrión / AGM
Juicio por el crimen de 'La Cirolita', en una fotografía de archivo. / Javier Carrión / AGM

Antonio y María Laura, del clan de Los Pelayos, mataron a puñaladas a una mujer del clan de Los Eulogios en una disputa por el derecho a recoger los productos que desechaba un supermercado de Mazarrón

EFEMurcia

La Audiencia Provincial de Murcia condenó a 10 años de prisión a los hermanos Antonio N.F. y María Laura N.F., naturales de Baza (Granada), integrantes del clan de Los Pelayos, que reconocieron en el juicio oral que mataron a puñaladas a una mujer integrante del clan rival de Los Eulogios durante un enfrentamiento armado.

La sentencia, dictada por el presidente del jurado popular que juzgó a un total de 7 miembros de estos clanes, el magistrado José Luis García, declara que de conformidad con el veredicto popular son autores de un delito de asesinato, al haber atacado a la víctima con alevosía.

El relato de hechos probados indica que el asesinato ocurrió el 2 de septiembre del año 2015, en Mazarrón, población en la que los integrantes de ambas familias residían en viviendas ubicadas a corta distancia.

Durante un enfrentamiento que tuvo su origen en que ambos clanes se disputaban el derecho a recoger los productos que desechaba un supermercado de la localidad, se produjeron diversos altercados, de los cuales el más grave fue la muerte violenta de E.A.R.M., conocida como 'La Cirolita'.

La mujer fue apuñalada por la espalda por María Laura N.F., mientras que el hermano de ésta, Antonio N.F., le dio un corte en el cuello que le seccionó la yugular. La muerte se produjo de forma inmediata, al afectar las puñaladas a zonas vitales.

La sentencia los condena a 10 años de prisión y a pagar indemnizaciones de forma solidaria a la familia de la fallecida que suman 325.000 euros.

La sentencia recoge las penas que se les imponen a ellos y a otros cinco acusados en el mismo proceso por los delitos, según los casos, de lesiones, homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y participación en riña tumultuaria.

Todos ellos reconocieron su intervención en esos hechos dentro de un pacto de conformidad alcanzado por el fiscal del caso, Luis Arán, la acusación particular y las defensas.