Condenado por apoderarse del barco que recibió para conocer su estado

Palacio de Justicia de Murcia./Nacho García / AGM
Palacio de Justicia de Murcia. / Nacho García / AGM

El denunciado se llevó la embarcación al Club de Regatas de Mazarrón para repararla y utilizarla, lo que supone un delito de apropiación indebida

EFE

La Audiencia Provincial de Murcia condenó este lunes a un año y medio de prisión a un hombre que se apropió del barco que había recibido solo para conocer su estado, ya que había mostrado interés en su compra. La sentencia, a la que tuvo acceso Efe, señala que hacia mediados de 2010 la empresa propietaria de la embarcación inició conversaciones con el acusado cara a su posible venta a este, para lo cual le entregó las llaves y la documentación para que pudiera conocer el estado en que se encontraba.

Sin embargo, añade el tribunal, el denunciado se lo llevó al Club de Regatas de Mazarrón, y tras efectuarle unas reparaciones, lo utilizó en las actividades que desarrollaba como monitor de un centro de buceo, y sin llevar a cabo su devolución.

Para la sala, está claro que incurrió en un delito de apropiación indebida, porque la embarcación la recibió no para repararla ni para utilizarla, sino para que conociera directamente su estado y así decidir si, finalmente, la adquiría o no. Y añade que para el mencionado Club de Regatas, el responsable del barco era el acusado, ya que era quien abonaba las tarifas correspondientes por tenerlo allí. La sentencia condena al denunciado a un año y medio de cárcel y a devolver la embarcación; además, deberá abonar el importe del posible deterioro que haya podido sufrir durante todos estos años.