El complejo de La Media Legua tendrá dos piscinas descubiertas en 2019

Los ediles del gobierno local visitando el complejo de La Media Legua, hace dos semanas./Ayto
Los ediles del gobierno local visitando el complejo de La Media Legua, hace dos semanas. / Ayto

La inversión municipal asciende a 1,5 millones y las instalaciones se completarán con vestuarios, cafetería, aseos y enfermería

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

El Ayuntamiento de Mazarrón invertirá 1,5 millones de euros en la construcción de dos piscinas descubiertas en el complejo deportivo de La Media Legua. Dichas instalaciones irán acompañadas de dos edificaciones. Una de ellas albergará vestíbulo, recepción, enfermería, vestuarios, aseos y almacén, mientras que la otra contará con una cafetería para los usuarios que prestará servicio durante todo el año.

El Pleno dio luz verde a una modificación de la partida presupuestaria, aunque este proyecto se aprobó en Junta de Gobierno. Las obras se licitaron a finales del año pasado, y el Ayuntamiento prevé la apertura en mayo de 2019. «Estamos a la espera de que se aprueben los Presupuestos para que se inicien los trabajos, cuya inversión es de 1,5 millones. Hay que tener en cuenta que es necesario urbanizar la parcela y construir los vasos y los edificios. Se trata de hacer algo necesario para el pueblo porque no tenemos piscinas descubiertas», explican fuentes de alcaldía. Según ha podido saber 'La Verdad', uno de los vasos tendrá 25 metros de largo por 16,5 de ancho y se harán competiciones deportivas, actividades de enseñanza y ocio. El otro medirá 16,5 metros de largo por 6 de ancho y su uso estará destinado a cursos de natación, entre otros.

La superficie útil del proyecto son 389 metros cuadrados. Desde el Ayuntamiento resaltan que «las instalaciones permitirán la creación de siete puestos de trabajo durante los meses de verano». El gobierno local apunta a que, con esta iniciativa, se pretende fomentar el deporte entre los vecinos y consolidar el complejo de La Media Legua como un epicentro de actividades. «Apostamos por dos instalaciones descubiertas porque hay un orden de prioridades en las necesidades de los vecinos», subrayan desde la alcaldía.

«No entendemos por qué no hacen una obra climatizada, que es la verdadera demanda de los vecinos», lamenta la oposición en bloque

Sin embargo, el anuncio de la construcción de las instalaciones acuáticas no ha gustado a los grupos de la oposición. Entre otros motivos, porque el exalcalde Ginés Campillo gastó 300.000 euros en climatizar la piscina del polideportivo José Cánovas y en la actualidad permanece cerrada por «irregularidades y deficiencias» en la construcción. Desde el Consistorio explican que «no hemos podido hacer nada para cambiar esa situación, ya que abrimos una comisión de investigación y un expediente de responsabilidad al técnico del proyecto. Aún estamos a la espera de que se resuelva».

La partidos de la oposición (Cs, PSOE, UIDM e IU-Verdes) no entienden que «cueste tanto dinero hacer dos piscinas». Y apuntan que esa no es la prioridad: «Lo peor de todo es que tampoco comprendemos que no se haga una climatizada, cuando es la demanda histórica de los vecinos».

Gaspar Miras, secretario del PSOE, denuncia que la inversión «es desorbitada». Según el portavoz socialista, «hay gente del pueblo que se tiene que ir a Alhama y a Totana para hacer ejercicio en invierno». Miras hace hincapié en que la alcaldesa «tendría que haber solucionado los problemas que acarreaba la piscina del polideportivo Jesús Cánovas, en el caso de que sea cierto que las obras se acometieron de manera irregular».

El edil Isidro Coy, de Unión Independiente de Mazarrón (UIDM), también reclama una piscina cubierta. «La que nosotros cubrimos, con voluntad política, se podría haber abierto al público, pero el objetivo de Jiménez es borrar todo lo que hicimos nosotros». Coy zanja que «lo normal es que hubiera puesto soluciones, como nosotros hicimos con la Casa de la Cultura».

Agustina Ruiz, de Ciudadanos, explica que «la promesa de este pueblo siempre ha sido una piscina cubierta. Así lo está prometiendo el PP desde hace legislaturas. No tiene sentido hacer dos al aire libre cuando tenemos el mar tan cerca, y más aún si solo se van a poder utilizar durante los meses de verano». En cuanto a la ubicación, cree que La Media Legua no es el lugar más apropiado porque está apartado: «No hay carril bici ni nada para que los críos puedan llegar hasta allí». Y concluye que el presupuesto de 1,5 millones «es una inversión excesiva. Hubiera preferido que se hubiesen solucionado las deficiencias de la piscina cubierta del polideportivo Jesús Cánovas y que se hubiera puesto en marcha».

En las filas de IU, el concejal David Fernández se muestra sorprendido por la forma en la que se ha tramitado el proyecto: «No entiendo cómo se puede sacar una licitación sin tener una partida presupuestaria». Fernández recuerda que «se va a gastar dinero público de manera caprichosa en hacer dos piscinas a 3 kilómetros de la playa, cuando lo necesario sería una cubierta».

«30 kilómetros de playa»

La inversión no solo ha generado polémica entre los partidos políticos también entre los vecinos porque el término municipal cuenta con 30 kilómetros de playa. «¿Dos piscinas descubiertas? ¿Para qué?», se pregunta María Rodríguez, que piensa que «lo que de verdad hace falta es una climatizada». Recuerda que la carencia de una instalación cubierta en el municipio obliga a «las madres de algunas amigas a ir a Cartagena».

Amparo Monpor es otra vecina que no acaba de ver la operatividad de dos instalaciones acuáticas que solo abrirán en verano: «¿Qué va a pasar en invierno? No tiene sentido lo que van a hacer». Y Daniel Buendía, residente en la urbanización Bahía, considera que el proyecto vendrá a completar el complejo de La Media Legua, pero admite que «lo que siempre ha hecho falta es una piscina cubierta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos