La comisión aconseja el rescate del barco fenicio de Mazarrón «en los próximos meses»

Dos arqueólogos acceden a la proa de la embarcación fenicia para examinarla./CONSEJERÍA DE CULTURA
Dos arqueólogos acceden a la proa de la embarcación fenicia para examinarla. / CONSEJERÍA DE CULTURA

La Consejería y el Ministerio decidirán el jueves el futuro del pecio

Miguel Rubio
MIGUEL RUBIO

La comisión de seguimiento del barco fenicio de La Isla, formada por técnicos y representantes de las administraciones, reunida esta mañana en Mazarrón, mantuvo su postura inicial y aconsejó el rescate del pecio tras analizar los informes de la última campaña arqueológica en el yacimiento subacuático, según indicó a 'La Verdad' un portavoz de la Consejería de Cultura. Eso sí, no marcó una fecha para llevar a cabo la operación de extracción ni se empleó el término 'urgente'. Lo que sí planteó es que la recuperación se realice «en los próximos meses».

La reunión, que se alargó durante más de cuatro horas, estuvo marcada por destacadas ausencias. Faltaron representantes del Ministerio de Cultura y del Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) de Cartagena, pese a que estaban invitados y a que previamente habían confirmado su asistencia. Tampoco hicieron llegar explicación alguna sobre los motivos de su ausencia, según indicó un miembro de la comisión. Además, no acudió el catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza Manuel Martín Bueno, de viaje fuera de España, firme defensor de que el pecio se extraiga cuanto antes del 'sarcófago' de hierro que lo protege bajo el agua.

La Consejería, el Ministerio y el Ayuntamiento se reunirán el próximo jueves en Madrid con el fin de tomar una «decisión consensuada» sobre el posible rescate del pecio. Mientras que la comisión es partidaria de proceder ya con esta operación, en la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural han evitado pronunciarse hasta conocer los resultados de la última campaña arqueológica, a la que enviaron dos especialistas del Arqua.

En caso de decidirse el rescate, el barco fenicio 'Mazarrón II', de 8,10 metros de eslora y 2,25 de manga, no se sacaría de una sola pieza, sino que se desmontaría «siguiendo las líneas de fractura conocidas y las juntas arquitectónicas». Después, se depositarían los restos en unas balsas de la comunidad de regantes para su desalación y, posteriormente, serían trasladados a un laboratorio (se baraja Arquatec, en Cartagena) para su consolidación y restauración.

El Ayuntamiento ya ha aprobado una solicitud formal para que la nave acabe exponiéndose en el municipio, en un nuevo museo que se construiría en el Cabezo del Faro, frente a la playa de La Isla. Sin embargo, ese futuro equipamiento no cuenta aún con proyecto ni con presupuesto. El equipo de gobierno baraja incluir una partida en las próximas cuentas municipales.