Arde en Cabo Tiñoso la patrullera más rápida de Vigilancia Aduanera

La embarcación de Vigilancia Aduanera que se incendió este domingo cerca de Cala Salitrona./LV
La embarcación de Vigilancia Aduanera que se incendió este domingo cerca de Cala Salitrona. / LV

La 'Colimbo III', un barco de 17 metros de eslora, sufrió varias explosiones que no causaron heridas a los cinco tripulantes

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

La 'Colimbo III', la patrullera más rápida con la que contaba el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) en la Región, ya no volverá a surcar las olas en pos de traficantes y contrabandistas. Su casco de diecisiete metros de eslora se ha convertido en una informe y negruzca masa de fibra de vidrio calcinada, después de que en la noche del domingo se produjera un incendio a bordo por razones que están siendo investigadas.

Esta embarcación, con base en Cartagena, navegaba en esos momentos por una zona próxima a Cabo Tiñoso cuando surgieron las llamas, que se propagaron con gran velocidad por el casco. Los cinco tripulantes nada pudieron hacer para extinguir el fuego por sus propios medios y acabaron siendo evacuados por Cruz Roja en la lancha 'LS Poniente'. Unos minutos más tarde eran conducidos por Salvamento Marítimo hasta el Puerto de Cartagena, donde llegaron en aparente buen estado de salud.

La embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera, completamente calcinada.
La embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera, completamente calcinada.

Los marineros habían salido indemnes de una serie de explosiones que se produjeron cuando el fuego alcanzó la carga de explosivos que llevaba el barco.

Fuentes de Salvamento Marítimo explicaron que el siniestro se produjo en torno a las 21.45 horas y en pocos minutos las llamas se apoderaron de la embarcación, provocando una importante humareda.

La patrullera acabó varando en la cercana cala Salitrona, desde donde dos embarcaciones de la Sociedad de Salvamento Marítimo se emplearon a fondo para sofocar las llamas. Ayer lunes seguían realizando labores de enfriamiento del barco siniestrado.

Las mismas fuentes precisaron que, dada la densidad del humo que seguía surgiendo de los restos de la embarcación, no se descartaba que pudieran incorporar efectivos desde tierra a las labores de extinción total.

La 'Colimbo III', que durante años prestó servicio en Galicia, tenía en la actualidad su puerto en Cartagena y podía alcanzar las 52 millas por hora de velocidad, unos 84 kilómetros por hora.