Martínez-Cachá asegura que las arcas regionales no pueden asumir la reducción de horas lectivas

La Consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, en el centro de la imagen, en una foto de archivo./JM RODRÍGUEZ / AGM
La Consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, en el centro de la imagen, en una foto de archivo. / JM RODRÍGUEZ / AGM

El Ministerio de Educación quiere rebajarlas a 18 horas por docente en Secundaria y a 23 horas en Primaria, además de suprimir la posibilidad de elevar un 20% los ratios máximos de alumnos por aula

EFECartagena

La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, aseguró este lunes 5 de noviembre que el anteproyecto de Ley para revertir los recortes en educación del Real Decreto 14/2012, y que estipula bajar la ratio de alumnos y de horas lectivas del profesorado, es inasumible por las arcas regionales debido a la infrafinanciación.

El Ministerio de Educación anunció su intención de suprimir la posibilidad de elevar hasta un 20% los ratios máximos de alumnos por aula; el aumento obligatorio de la jornada lectiva de los docentes (como mínimo de 25 horas, en infantil y primaria, y de 20, en secundaria), y la espera de 10 días lectivos para nombrar a funcionarios interinos que sustituyan a profesores titulares de baja.

Para la consejera, rebajar a 18 horas lectivas en Secundaria y a 23 horas en Primaria por docente costaría 100 millones de euros, que sería «inasumible» si se le suma un descenso de la ratio. «Unas comunidades autónomas podrán afrontarlo con esa varita mágica y otras no, lo que generará distintas velocidades en un sistema tan vital».

Martínez-Cachá calificó como una «monumental estafa» que el ministerio «invita a pagar» a las comunidades autónomas estas medidas «a sabiendas de que algunas, como Murcia, no puede hacerlo por un sistema de financiación que nos ahoga y nos asfixia».

Igualmente, la consejera de Educación, Juventud y Deportes aseguró que el presidente del PP, Pablo Casado, mostró su «respaldo absoluto» al presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, sobre su apuesta por devolver al Estado las competencias educativas, pero las ha circunscrito a la evaluación e inspección, de manera que se acabe con las «desigualdades» y se evite el «adoctrinamiento que está claro que en este país se ha dado».

Finalmente, apeló a los partidos a recuperar la negociación sobre el pacto educativo en el Congreso de los Diputados, criticando al PSOE por haberse levantado de la mesa en marzo de 2018, al mismo tiempo que admitió que las reuniones sobre el pacto a nivel regional se paralizaron porque se quería dar prioridad a la subcomisión del Congreso de los Diputados que abordaba el acuerdo estatal.

Por su parte, la diputada socialista Choni Ludeña defendió la política educativa del actual Gobierno, que van a acabar con el «sufrimiento» de la comunidad educativa y «garantizar la equidad», mientras que el parlamentario de Podemos Miguel García lamentó el «teatrillo» de la consejera apelando al acuerdo cuando ha sido una «nefasta gestora» de la política educativa en la Región.

Desde la bancada de Ciudadanos, Juan José Molina aseguró que la falta de un pacto educativo nacional se debe al «fracaso absoluto» de PP y PSOE para haberlo cerrado, mientras que el diputado del PP Víctor Martínez-Carrasco consideró una «excusa» que el PSOE abandonara la negociación en el Congreso por no comprometerse el 5% del PIB para educación en 2025.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos