María González Veracruz renuncia por sorpresa a ir en las listas del PSOE

Imagen del vídeo difundido por María González Veracruz. / PSRM

La dirigente socialista comunica al secretario general del partido en la Región su decisión personal de dar un paso atrás

María García Clemente
MARÍA GARCÍA CLEMENTE

María González Veracruz abandonará la primera línea de la política tras las elecciones del 28 de abril. La hasta ahora diputada en el Congreso no optará a la reelección de su escaño y tampoco entrará en las listas del PSOE a la Asamblea Regional. Así lo ha comunicado este lunes por la tarde al secretario general de su partido, Diego Conesa, a quien ha trasladado también que hará campaña en favor del PSOE allí donde se le llame y que se pone a disposición de la organización.

Hasta el 28 de abril, María González asistirá en el Congreso a las reuniones de la Diputación Permanente, de la que forma parte, y que entra a funcionar este lunes tras la disolución anticipada de las Cortes por el presidente del Gobnierno, Pedro Sánchez.

La todavía parlamentaria ha publicado en las redes sociales un vídeo en el que explica a los afiliados del PSOE las razones de su paso atrás. Hija del anterior secretario general del PSRM, Rafael González Tovar, María González disputó la secretaría general del partido a Diego Conesa en elecciones primarias.

González Veracruz acumulaba más de una década en la primera línea política, tanto en la Región como en el Congreso. Licenciada en Biología, fue elegida por primera vez en la Asamblea Regional en el año 2007 y, tras una legislatura, dio el salto hasta la Cámara Baja de la mano de José Luis Rodríguez Zapatero. El expresidente del Gobierno la situó dentro de la Ejecutiva federal del PSOE como secretaria de Innovación y Nuevas Tecnologías. En 2012, con Alfredo Pérez Rubalcaba, fue elegida secretaria de Participación, Redes e Innovación de la dirección federal.

María González Veracruz encabezó las listas del PSRM al Congreso en las dos últimas elecciones generales, ya con Pedro Sánchez, que la eligió en su 'equipo del cambio' como ministra de Ciencia, dentro del gabinete que había formado si conseguía ser investido como presidente.

El 'idilio' político entre el presidente del Gobierno y Veracruz se rompió tras el apoyo de la política murciana a la candidatura de Patxi López en las primarias que finalmente enfrentaron a Sánchez con Susana Díaz. Veracruz había decidido abstenerse «por imperativo legal» en la investidura de Mariano Rajoy, a pesar de que Sánchez propugnaba negar la presidencia del Gobierno al PP con su famoso «no es no». Veracruz votó a favor de Pedro Sánchez en el Comité federal que terminó con su dimisión como secretario general del partido.