«Las marcas abusan de los conceptos 'light', bajo en, sin o natural»

«Las marcas abusan de los conceptos 'light', bajo en, sin o natural»

Consumur reclama sanciones más duras para penar el etiquetaje fraudulento, que ocasiona confusiónen muchas familias

Marta Semitiel
MARTA SEMITIEL

Los productos 'ligth', los que se llaman a sí mismos naturales, los bajos en sal o en grasas, los sin azúcares añadidos o los sin cualquier cosa han invadido casi todos los supermercados, pero muchos de ellos «se sirven de estos términos para que el comprador los perciba como versiones más sanas que las originales», explica la organización de consumidores de la Región, Consumur. Por ello, recuerda que «la normativa prohíbe que su envasado o etiquetaje atribuya al producto efectos o propiedades que no posea, sugiera que tiene características particulares cuando todos los productos similares las tienen, o le asigne propiedades preventivas, terapéuticas o curativas de una enfermedad cuando no sea cierto». La normativa a la que se refieren es el Reglamento Europeo 1169/2011, que concreta las cualidades que debe tener un alimento para poder utilizar según qué tipo de nomenclaturas o atribuirse según qué cualidades. Sobre el etiquetado, además, dice que «debe ser legible y no resultar confuso, especialmente sobre las características del producto alimenticio».

Roberto Barceló, presidente de Consumur, insta a las industrias alimentarias a «respetar el principio básico de información» y considera que, ante este tipo de fraudes, «las administraciones no siempre son muy proclives a poner sanciones que ejemplaricen este tipo de prácticas». El resultado, advierte, «es al mismo tiempo una legislación muy blanda en cuanto a los importes máximos que están establecidos».