Mantienen la pensión a un joven de 19 años al no probarse que no quiere trabajar

EFE MURCIA.

La Audiencia Provincial ha rechazado el recurso presentado por un hombre que pretendía que se suspendiera la pensión por alimentos de 200 euros que paga a un hijo de 19 años. La Sala expone que el progenitor no ha demostrado la mala conducta de su vástago, del que dijo que no tenía interés alguno ni por los estudios ni por el trabajo.

La sentencia señala que, al contrario de lo afirmado por el ahora apelante, está acreditado que el joven cursó estudios de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), realizó un curso de electricista y realizó «algún trabajo esporádico, además de ser demandante de empleo». Para la Sala, «no existen elementos para poder dar por acreditado que la falta de independencia económica del hijo se deba a su mala conducta o a su falta de aplicación al trabajo».

En el recurso que el padre presentó contra la sentencia de un Juzgado de Primera Instancia que rechazó su demanda, alegó que su situación económica había empeorado respecto al momento en el que se separó de su mujer.

 

Fotos

Vídeos