El PP manchego pide la dimisión de Page por permitir el trasvase

El diputado regional Carlos Velázquez ha acusado a García-Page de hacer «demagogia y electoralismo»

EFEMurcia

El PP de Castilla-La Mancha ha manifestado este viernes que si al presidente regional, Emiliano García-Page, «le quedara algo de dignidad política, habría dimitido tras la aprobación del nuevo trasvase del Tajo al Segura«.

En rueda de prensa, el diputado regional Carlos Velázquez ha acusado a García-Page de hacer «demagogia y electoralismo» y de tratar de «engañar» a los ciudadanos de la región en materia de agua. Así, ha señalado que el PSOE decía antes de llegar al Ejecutivo autonómico que era «el defensor del agua» y prometía el fin del trasvase, pero se ha preguntado «qué ha hecho» el presidente regional durante más de tres años de legislatura para defender el agua además de «hablar, prometer y atacar al PP».

Sin embargo, Velázquez ha defendido que el Partido Popular «al menos y no es poco» incrementó a 400 hectómetros cúbicos el mínimo trasvasable y garantizó caudales mínimos del río a su paso por Toledo y Talavera de la Reina. Ha incidido en que el PP firmó el Memorándum del agua porque elevaba la cantidad mínima de 240 a 400, y ha considerado que «para solucionar el problema del agua, lo que sobran son palabras y anuncios y faltan acuerdos».

En este sentido, ha afirmado que la solución pasa por un pacto nacional el agua, que han apoyado incluso «voces del PSOE fuera de Castilla-La Mancha», ha apostillado, para añadir que, en todo caso, «los recursos hídricos tienen que ser un elemento de cohesión y no de enfrentamiento». Por tanto, el PP no ve necesario modificar el Estatuto de Autonomía castellanomanchego para incidir en la defensa del agua a nivel regional, sino que la solución está en el plano nacional y en que el PSOE deje el agua para «tratar de engañar a los ciudadanos y sacar rédito electoralista».

Un ejemplo de quienes se sienten engañados, ha agregado, son los municipios ribereños de la cabecera del Tajo y por ello, ha dicho, entiende que hayan solicitado la dimisión de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, aunque ha resaltado que deberían hacer extensiva la petición al presidente regional.

La Asociación de municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía han recibido con decepción y malestar el último trasvase aprobado este jueves, que ven como una «traición» del Gobierno central, que cede a las presiones de los lobbies trasvasistas.

«Contra todo pronóstico y en teoría contra su propio criterio», ha señalado la asociación en un comunicado, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha aprobado un nuevo trasvase de 20 hectómetros cúbicos, que es el máximo posible en la actual situación de nivel 3 de los embalses.

«Nos sentimos absolutamente traicionados por el nuevo Gobierno, que ha creado un nuevo Ministerio, con el nivel de gasto que ello supone, para hacer exactamente lo mismo que el MAPAMA de Tejerina, es decir, primar los intereses de una agricultura industrial completamente nociva por encima de los del Medio Ambiente«, ha lamentado el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez Torrecilla. El también alcalde de Sacedón ha opinado que »para este nuevo atentado ecológico, no hacía falta cambiar de Gobierno«.

La Asociación de municipios ribereños ha pedido la dimisión de Ribero «por su cobardía y su falta de determinación» y por no enfrentarse «a un lobby que ella misma había retratado antes de quedar en evidencia», y ha apuntado que pocos Gobiernos han tenido una oportunidad «tan clara de marcar las diferencias» como el actual, que ha creado un Ministerio «exprofeso para defender el Medio Ambiente».

En este sentido, los ribereños han instado a la ministra a que «atienda de forma urgente la solicitud de reunión con los ribereños, pero no en Madrid, sino aquí, en Chillarón del Rey, a orillas de Entrepeñas, para palpar de primera mano la realidad de los ribereños que se abastecen diariamente con cisternas de agua para beber». También han considerado indecente que el nuevo Ministerio haya tenido tiempo para trabajar en favor del trasvase pero no lo haya tenido para atender las necesidades básicas de abastecimiento de los ribereños.

«Son unos cobardes y nos obligan a dar la razón a nuestros alcaldes del Partido Popular que señalaban que con el cambio de Gobierno no cambiaría nada», ha aseverado Pérez Torrecilla, que ha anunciado que se adherirán a las concentraciones en defensa del Tajo previstas para otoño «para pedir la dimisión de la ministra por faltar a su palabra y a su compromiso con todos los españoles», ha dicho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos