Un magrebí es arrestado en Yecla por su supuesta vinculación con una banda delictiva

A. ALONSO YECLA.

Al amanecer, de forma rápida y limpia. La Guardia Civil detuvo ayer a un vecino de Yecla, de origen magrebí y unos 30 años, como posible miembro de una banda de delincuencia organizada. En la investigación también se pretende esclarecer su presunta participación en un delito de tentativa de homicidio ocurrido en otra localidad.

Una quincena de agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), desplazada desde Murcia, junto a cinco agentes del puesto de Yecla, ataviados con pasamontañas, entraron en uno de los pisos de un edificio situado en la rotonda de acceso a la carretera de Villena. Testigos presenciales del desembarco explicaron a 'La Verdad' que, «sobre las siete de la mañana, cinco vehículos de la Guardia Civil se han situado en las puertas del bloque y se han desplegado».

Otro testigo resaltó que «el despliegue impresionaba». El fuerte dispositivo pretendía evitar que el sospechoso se diese a la fuga. De manera que, mientras unos agentes acordonaban la zona exterior y cerraban las posibles vías de escape, otros efectivos se adentraban con rapidez en el edificio. «Me he visto sorprendido al ver a un guardia civil armado en el rellano del edificio», detalló un vecino del inmueble.

Registraron el piso

En solo unos minutos, los guardias civiles sacaron esposado del piso al sospechoso. «Llevaba viviendo en ese domicilio aproximadamente un año, junto a su pareja», según los vecinos. La Guardia Civil registró el domicilio de este magrebí durante una hora para tratar de localizar evidencias sobre los delitos por los que se le investiga, explicaron fuentes de la investigación.

Desde el Instituto Armado, confirmaron que la detención se produjo dentro de una investigación contra la delincuencia organizada y que las pesquisas se mantienen abiertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos