La vieja comisaría de la Policía Nacional de Lorca será derribada la próxima semana

La antigua comisaría de Lorca./Paco Alonso / AGM
La antigua comisaría de Lorca. / Paco Alonso / AGM

En su lugar se construirá un edificio de cinco plantas y sótano que será la sede de Aguas de Lorca y también acogerá las dependencias de la Universidad Popular y una ludoteca

EFEMurcia

El edificio de la vieja comisaría de la Policía Nacional en Lorca, cerrado desde 2016, será derribado la próxima semana y en el solar resultante la empresa Aguas de Lorca construirá un edificio de cinco plantas y sótano que convertirá en su sede, pero que también acogerá las dependencias de la Universidad Popular y una ludoteca. La fachada del edificio de la Glorieta de San Vicente, construido en los años 50 del siglo pasado, ya luce un gran cartel que anuncia la demolición, que financiará Aguas de Lorca, ya que será esta empresa, participada en un 51 por ciento por el consistorio y en el 49 por Hidrogea, la que asuma los 4,5 millones de euros de inversión prevista en el conjunto del proyecto del nuevo edificio.

El derribo dejará un solar de 1.940 metros cuadrados en pleno centro de Lorca y el proyecto previsto tendrá 3.254 metros cuadrados construidos e incluirá un garaje subterráneo en la planta sótano que se conectará con el actual aparcamiento público de San Vicente. El edificio a derribar resultó afectado por los terremotos del año 2011 y fue clausurado hace tres años, tras la apertura de la nueva comisaría ubicada en la zona de Alameda de Cervantes.

En ese momento el ayuntamiento compró el viejo edificio al Ministerio del Interior por 48.000 euros. La titularidad del inmueble que se construirá en su lugar será del ayuntamiento dentro de 30 años, una vez terminada la concesión de explotación del servicio de aguas por parte de Aguas de Lorca.

Temas

Lorca