Luz verde a las obras para instalar en el hospital los equipos del TAC y las resonancias

INMA RUIZ

La Concejalía de Urbanismo ha concedido al hospital Rafael Méndez la licencia de obras para la adecuación de los espacios en los que se ubicarán los nuevos servicios clínicos de tomografía axial computerizada (TAC) y de resonancia magnética. La instalación de este instrumental va a precisar una inversión de 720.000 euros por parte del Gobierno regional y las obras permitirán acondicionar un espacio de 300 metros cuadrados en la primera planta del hospital para las nuevas dependencias.

El TAC será instalado a ras de calle, en una zona de 100 metros cuadrados, que ahora ocupa maquinaria convencional de rayos X. Contará con dependencias de recuperación y salas de espera, de control y mando, técnica, de examen, vestuarios y sala de preparación de pacientes.

La zona destinada a resonancia magnética contará con una superficie de 189 metros cuadrados e incluirá también un área de preparación y salas de control y mando, técnica, examen y aseos. En la disposición de los nuevos servicios se ha cuidado que se encuentren en una zona sin desniveles que facilitará el acceso a los nuevos usuarios.

Críticas por el retraso

Por su parte, la concejal socialista Marisol Sánchez criticó la lentitud en la instalación de los aparatos y aseguró que «hace años que tenían que estar funcionando» porque fueron donados al Servicio Murciano de Salud por la Fundación Amancio Ortega en junio de 2017, y consideró una «desfachatez» que los equipos hayan estado «almacenados durante año y medio».

Según la edil del PSOE, «mientras el PP se decide a instalar el TAC y la resonancia, cualquier prueba de este tipo que se realiza en Lorca tiene que hacerse bajo concierto sanitario».

 

Fotos

Vídeos