Vecinos de Ramonete vuelven a impedir la salida del bus que va a las calas

Vecinos de Ramonete ante el autobús que lleva a las calas, este domingo. / LV
Vecinos de Ramonete ante el autobús que lleva a las calas, este domingo. / LV

Reclaman que cese el servicio hasta que no se reúnan con el Consistorio el próximo miércoles

P. W. R. / J. G. B. LORCA / MURCIA

Los vecinos de Ramonete volvieron a impidedir este domingo, como ya hicieron el sábado, el paso del autobús que lleva a los bañistas hasta las calas de Calnegre. Lo hicieron situándose delante del vehículo e impidiendo su salida. Se mostraron disgustados porque la medida siga vigente cuando está previsto que el próximo miércoles se lleve a cabo una reunión entre el Ayuntamiento y los vecinos.

Un grupo muy numeroso de residentes en la zona acudió a primera hora al lugar desde donde se inician los trayectos.

Uno de los vecinos advirtió ayer que «no hemos dejado salir el autobús y lo mismo vamos a hacer mañana [hoy]».

Los vecinos siguen reclamando que el acceso sea libre hasta que se llenen los aparcamientos de las calas y que se suspenda el tránsito del autobús. Mientras, los bañistas no dan crédito a lo que está ocurriendo, sobre todo, los de fuera del municipio. «Es un parque natural y entendemos que esté restringida la entrada, como ocurre en otros. No tenemos problema de coger el autobús y pagar su precio», aseguraron algunos visitantes.

«No vamos a dejar que el autobús salga ni hoy, ni mañana, ni la semana que viene», aseguran los vecinos, mientras continúan negando la autoría de los hechos vandálicos en las inmediaciones. «No tenemos nada que ver. Somos gente pacífica».

A los daños en la caseta expendedora de los tiques y a la pérgola que daba sombra a los que esperaban el bus se han sumado algunos desperfectos más como sombrillas y postes arrancados en las últimas jornadas, apuntaron desde el Consistorio.

Refuerzo policial

La directora general del Medio Natural, Consuelo Rosauro, pidió este sábado al delegado del Gobierno, Diego Conesa, un «refuerzo» de la presencia policial para que se pueda seguir prestando el servicio de autobús. De hecho, avanzó que el Gobierno regional ha decidido, por el momento, no reconstruir ni la pérgola ni el vallado del control de accesos, ni la caseta de venta de tiques, después de que ayer arrancasen varias sombrillas. «Cada semana nos han ido destrozando una cosa, la pérgola se iba a levantar esta semana, pero en vista de cómo están los ánimos, vamos a esperar».

Rosauro señaló que la media trata «tan solo de trasladar el modelo de control de accesos que se está empleando en Calblanque, donde no ha habido problemas, a Calnegre», y recordó que el servicio se puso en marcha «a petición del propio Ayuntamiento»; aseguró no entender la postura de la gente que protesta: «Se está ofreciendo el acceso gratuito a los vecinos que viven en las pedanías que están dentro del parque regional».

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos