Último examen al legado sefardí de Lorca para entrar en la Red de Juderías de España

La presidenta de la Red de Juderías atiende las explicaciones en el castillo. / paco alonso / agm
La presidenta de la Red de Juderías atiende las explicaciones en el castillo. / paco alonso / agm

Una delegación de la institución visita los restos de la sinagoga y el Museo Arqueológico antes de dar su veredicto, la próxima semana

INMA RUIZ LORCA

«Les deseo que nos convenzan», fue la declaración de intenciones de la presidenta de la Red de Juderías de España 'Camino de Sefarad' y alcaldesa de Hervás, Patricia Valle. Junto a otros miembros y técnicos de la red, evaluó ayer el valor del patrimonio hebreo de Lorca para decidir si la ciudad puede ser incorporada en ese selecto club, del que aspira a formar parte desde 2013. La misión de la delegación fue comprobar que la documentación enviada por el Ayuntamiento de Lorca sobre el legado sefardí a la comisión de admisión de la red se ajustaba a la realidad.

La comitiva, acompañada por expertos como el arqueólogo municipal Andrés Martínez, visitó los restos de la judería medieval del barrio de Alcalá y la sinagoga del recinto fortificado del castillo. También contempló en el Museo Arqueológico las piezas halladas en las excavaciones de la judería, entre ellas la destacada colección de lámparas rituales de vidrio. La comitiva recorrió además los museos de bordados de los pasos blanco y azul, ya que algunas piezas de la vestimenta de los personajes que forman parte del cortejo de las cofradías representa iconografía judía.

La misión de la Red de Juderías de España, de la que forman parte actualmente 18 ciudades, es divulgar y conservar el patrimonio sefardí. «Somos exigentes, no queremos exponer algo que no tenga valor de conservación», aseguró la presidenta. La visita de ayer fue determinante para las aspiraciones de Lorca. «Esperamos que sean culminadas de forma exitosa», dijo el alcalde, Fulgencio Gil, que ejerció de cicerone con la comisión de la Red de Juderías mostrándoles la singularidad de la sinagoga, por estar encastillada y no haber sido nunca profanada por otra religión.

La ciudad persigue desde 2013 incorporarse a este selecto grupo

Gil les explicó que formar parte de la institución serviría para «multiplicar la difusión de los vestigios de la cultura judía en Lorca, que son únicos». Si finalmente se consigue el objetivo, la ciudad se situaría en el mapa internacional de los destinos de turismo judío. También habría que cumplir requisitos como señalizaciones especiales, programación cultural relacionada con este legado patrimonial y adaptación de la hostelería a la comida 'kosher'.