Ucomur explora las posibilidades de transformar Coopbox en cooperativa

En primer término, el presidente de Ucomur y el alcalde en su reunión con los trabajadores. / p. a. / agm
En primer término, el presidente de Ucomur y el alcalde en su reunión con los trabajadores. / p. a. / agm

El presidente de la entidad, el alcalde de Lorca y los trabajadores despedidos se reúnen para estudiar si es viable la reconversión

INMA RUIZ LORCA

El trabajo asociado se perfila como la única esperanza que tienen los trabajadores despedidos de Coopbox de poder mantener su empleo. Una semana después de que la fábrica de Lorca cerrara sus puertas poniendo en la calle a 82 operarios, 48 de ellos luchan por seguir adelante. Los exempleados de la multinacional italiana han pedido ayuda a la Unión de Cooperativas de Murcia (Ucomur) para que les asesore en el proceso.

La primera reunión se celebró ayer en el Ayuntamiento con la asistencia del presidente de Ucomur, Juan Antonio Pedreño. El alcalde, Fulgencio Gil, que ejerció de anfitrión, mostró «todo el apoyo» del Consistorio a la plantilla de la fábrica en su apuesta por mantener abierta la factoría y salvar el mayor número posible de empleos. Gil comprometió también la colaboración del presidente regional, Fernando López Miras, y de la Consejería de Empleo en esa misión.

«Estamos muy preocupados pero con ganas», dijo convencido el presidente del comité de empresa, Francisco González. Hace una semana los trabajadores firmaron su carta de despido, saben que «no va a ser fácil» formar la cooperativa, pero ante la falta de inversores externos que compren la fábrica, esa parece la única solución en el horizonte.

Apoyo de clientes

González dijo que el producto que estaban fabricando, bandejas de poliestileno termoformadas para envasar alimentos, «tiene mucha salida en el mercado, es un producto muy específico», y afirmó que los operarios de la fábrica cuentan con el apoyo de proveedores y clientes. El representante de los trabajadores aseguró que la planta de Lorca era rentable y que el cierre es consecuencia de la descapitalización que ha realizado el grupo matriz para saldar deudas de otros centros y de la falta de inversiones.

El presidente de Ucomur opinó que «lo más importante es que es un sector que tiene futuro» y señaló que si el proyecto sigue adelante los trabajadores tendrán que capitalizar su paro para aportarlo a la cooperativa, a la que habrá que sumar las posibles ayudas del Gobierno de Murcia y la negociación a la baja con la empresa para adquirir el centro de trabajo y los bienes de equipo.

Una salida para 150 empresas murcianas en siete años

«Murcia ha sido la Región europea donde más empresas se han reconvertido en cooperativas», 150 en los últimos siete años, dijo ayer el presidente de Ucomur. Reconoció que existe «experiencia» en este tipo de procesos aunque el reto de Coopbox será el más ambicioso hasta ahora por el número de trabajadores y la entidad de la compañía. En los últimos años, como consecuencia de la crisis, la transformación de empresas en cooperativas ha sido relativamente frecuente, «aunque no con este tamaño». Pedreño puso como ejemplos destacados el caso de la empresa Mula Confort, que hace cuatro años cerró con 100 empleados, a los ocho meses resurgió como cooperativa con 24 y ahora tiene 3o; o el del sector del calzado en Caravaca de la Cruz, que ha pasado de la economía sumergida a tener 120 mujeres en una cooperativa.

Temas

Lorca