El transporte urbano amplía recorridos y horarios y se crean nuevos bonos

Un pasajero se dispone a subir al autobús en plaza Óvalo. / p. a. / agm
Un pasajero se dispone a subir al autobús en plaza Óvalo. / p. a. / agm

I. RUIZ LORCA.

El servicio urbano de viajeros, cuya gestión asumió hace unos meses el Ayuntamiento, ha comenzado a aplicar una reordenación de este servicio público que incluye modificación de horarios, ampliación de servicios y creación de nuevos bonos.

El concejal de Transportes, Javier Pelegrín, explicó que las tarjetas de jubilados se podrán utilizar en todas las líneas, antes solo eran válidas en la línea 1 (Apolonia-Hospital) y en la línea 3 (Óvalo-Campillo). La línea 2 (Apolonia-Centro Comercial Almenara) dispone de un segundo autobús en las tardes de los miércoles, viernes, sábados y festivos de apertura del centro comercial. La frecuencia de paso es ahora de 30 minutos.

La línea 5 (Casco Histórico) ha modificado su recorrido y se une con la 6 (Óvalo-Castillo). También se han cambiado los horarios para adaptarlos a las actividades que se realizan en la Fortaleza del Sol.

Se ha unificado la línea 7 (Óvalo-Marchena) en la que el recorrido ahora es más amplio y diario, de lunes a viernes. Las líneas 8 y 10 que cubren el recorrido de las pedanías de Río y Cazalla pasan a prestar servicio diario de lunes a viernes en horario de mañana, antes solo lo hacían dos días a la semana. Se han activado paquetes como bonos completos, de familia numerosa especial, desempleados y personas con discapacidad.