El taller municipal de patrimonio inicia la restauración de la Piedad

Sandra Martínez, Fulgencio Martínez, Antonio García Rico, Tomasa Lorente y Francis Coronel, ayer, junto a la Piedad. / P. Alonso / AGM
Sandra Martínez, Fulgencio Martínez, Antonio García Rico, Tomasa Lorente y Francis Coronel, ayer, junto a la Piedad. / P. Alonso / AGM

La talla, del escultor murciano Antonio García Mengual, sufrió daños por el traslado apresurado tras los terremotos

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

En el taller municipal de conservación del patrimonio histórico se inició estos días la rehabilitación de la Santísima Virgen de la Piedad, titular de la Cofradía del Cristo del Perdón, Paso Morado. Se trata de un grupo escultórico que se custodia en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y que fue tallado por el escultor murciano Antonio García Mengual en el año 1982.

Precisamente su hijo, Antonio García Rico, está dirigiendo los trabajos en una talla que presenta importantes daños, algunos causados por el traslado forzado y apresurado tras los terremotos de mayo de 2011. La edil de Desarrollo Local, Sandra Martínez, señaló que los técnicos apreciaron en la pieza repintes y barnizado posterior a su estado original. «La obra se encuentra en un estado de conservación deficitario. Tiene grandes grietas, alteración cromática, rozaduras y pérdidas de color, y se ha aplicado masilla sintética en agujeros de la base». En la restauración participan un monitor y ocho alumnos. La Concejalía tiene previsto dotar al Paso Morado de un soporte adecuado para facilitar el transporte de la pieza y evitar daños.

 

Fotos

Vídeos