Salud pagará 50.000 euros por la muerte de un paciente

EFE LORCA.

La Consejería de Salud deberá pagar una indemnización de 50.000 euros a los familiares de un paciente del Hospital Rafael Méndez que falleció por una oclusión intestinal de la que los facultativos no hicieron el seguimiento debido, por lo que se produjo una pérdida de oportunidad para el enfermo.

Así se dispone en una sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia que estima en parte la demanda presentada por la esposa y los hijos del fallecido, que habían reclamado una indemnización de 210.000 euros.

Los familiares del enfermo expusieron en su reclamación que el paciente fue atendido en el centro hospitalario de Lorca el 2 de diciembre de 2015 por presentar un fuerte dolor abdominal desde setenta y dos horas antes y que tras varias pruebas fue dado de alta.

Al no encontrar mejoría, volvió al hospital el mismo día y quedó ingresado, durante el puente festivo de la Constitución, sin que los médicos, siempre según la familia, lo visitaran durante esas fechas. El paciente, sin embargo, murió días después cuando, ante el empeoramiento de su estado, fue intervenido de urgencia, con un cuadro de peritonitis.