Los regantes de La Paca podrán usar 100.000 m3 al año de agua depurada

Autoridades y miembros de la Comunidad de Regantes Campo Alto, durante su visita a la depuradora del Río Turrilla, ayer. / jaime insa / agm
Autoridades y miembros de la Comunidad de Regantes Campo Alto, durante su visita a la depuradora del Río Turrilla, ayer. / jaime insa / agm

Los caudales tratados por la planta del río Turrilla se destinarán al riego de cultivos de secano de 435 hectáreas en esta pedanía del norte del municipio

INMA RUIZLORCA

Las 435 hectáreas de cultivos de secano pertenecientes a la Comunidad de Regantes Campo Alto de la pedanía de La Paca recibirán cada año 100.000 metros cúbicos de aguas residuales convenientemente tratadas que podrán ser utilizadas para el riego. Se beneficiarán cultivos de almendro y plantas aromáticas pertenecientes a 307 regantes de la zona.

El «agua regenerada» y apta para el riego será tratada en la estación depuradora de aguas residuales del río Turrilla, que ayer visitó el consejero de Agricultura y Agua en funciones, Miguel Ángel del Amor. Acompañado del alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, presentó a los comuneros la inversión de 400.000 euros que hará llegar el agua de la depuradora hasta los cultivos.

Se construirá una balsa de recepción y regulación de 5.859 metros cúbicos, una estación de bombeo alimentada con energía solar fotovoltaica y una tubería de impulsión de 2,4 kilómetros de longitud y 200 milímetros de diámetro, para transportar las aguas regeneradas hasta la balsa principal de la Comunidad de Regantes.

El consejero explicó que esta obra, que comenzará a ejecutarse en septiembre, permitirá reducir la salinidad de agua de riego con la mezcla de las aguas regeneradas con las aguas del pozo, mejorando así su calidad y reduciendo los riesgos de salinización del suelo. Esta dotación se sumará a las aportaciones de agua de manantial y de pluviales que se almacenan en otra balsa financiada también por el Gobierno regional con 40.000 euros y que fue inaugurada a primeros de año en la pedanía. «Estos 100.000 metros cúbicos de aguas regeneradas van a formar parte de ese 'mix' de recursos» hídricos que su departamento pone a disposición de los regantes de esta zona deficitaria, dijo Del Amor.

El consejero añadió que está en estudio la construcción de una segunda balsa en la zona sur del pueblo para almacenar el agua de lluvia. Según Del Amor, los regantes de La Paca han demostrado que en un entorno con poca cantidad de agua se ha podido crear una industria próspera mediante el aprovechamiento de las plantas aromáticas que tienen salida en los mercados de la gastronomía, la cosmética y para la elaboración de productos fitosanitarios para repeler insectos.

También en Yecla y Abanilla

La infraestructura que ahora se construirá en La Paca tendrá dos réplicas más en Yecla y Abanilla. En la Comunidad de Regantes El Porvenir de este último municipio se invertirán otros 400.000 euros para mejorar el actual aprovechamiento de la concesión de aguas depuradas, de modo que se incrementará la dotación que ahora reciben las 1.800 hectáreas de la zona con 150.000 metros cúbicos al año. En Hoya del Mollidar-Portichuelo de Yecla se generarán 304.000 metros cúbicos al año de aguas regeneradas que beneficiarán a 685 hectáreas con una inversión también similar.

La Comunidad pone cada año a disposición de los agricultores 105 hectómetros cúbicos de aguas reutilizadas y en los últimos 20 años 1.750 hectómetros cúbicos.