Protesta vecinal contra una granja para 2.000 cerdos en Lorca

Manifestantes concentrados ayer bajo los arcos del acueducto de El Consejero, junto al que se construirá la granja./Jaime Insa / AGM
Manifestantes concentrados ayer bajo los arcos del acueducto de El Consejero, junto al que se construirá la granja. / Jaime Insa / AGM

Unas 300 personas se concentran junto al acueducto de Los 17 arcos para intentar frenar la apertura del cebadero

INMA RUIZLORCA

La construcción de una granja para 2.000 cerdos en la pedanía de El Consejero de Lorca ha generado una fuerte oposición entre los vecinos de la zona. Unas 300 personas se concentraron ayer junto al acueducto de Los 17 arcos, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), en cuyas inmediaciones estará ubicada la explotación ganadera. Los afectados se han agrupado en una plataforma y desplegaron sobre los arcos del monumento hidráulico una pancarta en la que se podía leer: 'SOS pulmón de Lorca. No macrogranjas'.

El portavoz de la plataforma, Agustín Aznar, expuso que los vecinos son conscientes de que habitan en una zona rural y no se oponen a las granjas porcinas tradicionales, con las que «estamos acostumbrados a convivir», pero sí a los macrocebaderos «que nos montan prácticamente al lado de nuestras casas» y que «no respetan el medio ambiente».

Sobre el acuífero

Aznar reconoció que el proyecto ganadero cuenta con todos los permisos municipales, pero cuestionó que se haya autorizado su edificación sobre el acuífero Alto Guadalentín con la «consiguiente contaminación del agua por los purines» de los animales. Añadió que el lugar elegido para instalar la granja se enmarca en una zona de especial protección de las aves (ZEPA) de las sierras de El Gigante-Pericay, en «uno de los pulmones verdes de Lorca».

El representante vecinal relató que los afectados se han enterado «por casualidad» del inicio de las obras y criticó que el Ayuntamiento no les advirtiera del proyecto con la antelación suficiente para presentar alegaciones. Acusó además al Consistorio de «poner trabas» a los intentos vecinales por acceder al proyecto técnico de la granja amparándose en la ley de protección de datos. Por ello, Aznar reclamó a la Concejalía de Urbanismo tener acceso a los estudios previos de Patrimonio, de la Dirección General de Bienes Culturales y de la Confederación Hidrográfica del Segura.

El Ayuntamiento asegura que la explotación cuenta con los permisos necesarios

El edil de Urbanismo y Medio Ambiente, José Luis Ruiz Guillén, se comprometió con los vecinos a «contestar, aclarar y facilitar toda la información que nos sea requerida» sobre el proyecto «siempre atendiendo a la normativa vigente». El político del PSOE señaló que los promotores del cebadero obtuvieron la licencia correspondiente el pasado mes de mayo y que «por tanto, disponen de todos los permisos».

Ruiz reiteró el «respeto» del equipo de gobierno por las reclamaciones vecinales contra la implantación de esta granja pero insistió en que la obra es completamente legal.

La plataforma vecinal considera que en el segundo término municipal más extenso de España hay sitio suficiente para implantar este tipo de instalaciones ganaderas en espacios que no supongan perjuicio ni al medio ambiente ni a los residentes.

Temas

Lorca