La primera fase de las obras de mejora del Teatro Guerra de Lorca culmina en menos de un mes

El alcalde, Diego José Mateos, y las concejalas de Desarrollo Local y Cultural comprueban el estado del interior de los camerinos del teatro. / jaime insa / AGM
El alcalde, Diego José Mateos, y las concejalas de Desarrollo Local y Cultural comprueban el estado del interior de los camerinos del teatro. / jaime insa / AGM

Las actuaciones se han centrado en los muros de los pasillos de acceso al patio de butacas y en la zona de camerinos

CARMEN M. HERNÁNDEZLORCA

Las actuaciones para mejorar y acondicionar el interior del Teatro Guerra de Lorca han terminado en menos de un mes. Los arreglos se han centrado en los muros de los pasillos de acceso al patio de butacas y en la zona de camerinos. Los trabajos comenzaron el 4 de julio y la finalización estaba prevista para finales de agosto, lo que significa que han terminado con varias semanas de antelación respecto al objetivo fijado.

El teatro de la ciudad presentaba un interior con humedades. En este sentido, la pintura de revestimiento se había degradado y la estética de las estancias había empeorado. Para mejorar este problema se han tomado varias medidas: pulimentado y pintura de los muros de los pasillos y camerinos, ventilación de las zonas más sensibles y puesta a punto de servicios e inodoros, tanto de señoras como de caballeros, entre otras acciones.

La inversión realizada solo en materiales no llega a los 6.000 euros, ya que los trabajadores han sido alumnos de los diferentes programas de empleo y formación. De esta forma, en esta actuación han participado una veintena de beneficiarios de los programas de empleo y formación de la Concejalía de Desarrollo Local. Los alumnos de albañilería, fontanería, electricidad, carpintería y pintura han realizado sus prácticas en estas obras para eliminar humedades y desconchados de las zonas afectadas, ayudados por varios oficiales de primera y de segunda y tutelados por monitores de cada especialidad.

La inversión no ha terminado; quedan pendientes los trabajos para arreglar los desperfectos de la fachada

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, puso ayer de manifiesto «el evidente estado de dejadez en el que se encontraba uno de los símbolos culturales por excelencia de la ciudad, el Teatro Guerra, el más antiguo de la Región de Murcia, declarado Bien de Interés Cultural en el año 1982». Desde el actual equipo de gobierno quieren trasladar a la ciudadanía su compromiso con el cuidado del patrimonio y por una cultura accesible en todo el término municipal de Lorca. Por ello, la inversión en la reparación y mejora del edificio no ha terminado. Habrá una segunda fase para arreglar los desperfectos que presenta la fachada del teatro más antiguo de la Región.

Treinta aniversario

Ahora, el Teatro Guerra está preparado para celebrar el 30 aniversario de su reapertura con un interior renovado y listo para recibir a los artistas que pasarán por sus tablas en la nueva temporada a partir de octubre. Trece espectáculos dramáticos, de danza, ópera, teatro musical e ilusionismo llenarán las butacas del teatro, por donde pasarán actores de la talla de Imanol Arias y Carlos Hipólito. Las entradas ya están a la venta en internet en 'teatroguerralorca.org' y 'lorca.es/teatroguerra'.

El Teatro Guerra ha sufrido diversas restauraciones a lo largo de su historia en su interior y en su exterior. Desde el año 2007, el edificio ha pasado hasta cinco ocasiones, contando con la actual, por las manos de diferentes especialistas en restauración. Situado en la plaza Calderón de la Barca, abrió las puertas al público en el año 1861 y fue diseñado por el arquitecto murciano Diego Manuel Molina. Lleva el nombre del actor Ceferino Guerra y en su interior destacan las pinturas de los techos, reelaboradas por el lorquino Manuel Muñoz Barberán e inspiradas en el Carnaval de Venecia.

En su exterior rojo carmesí se puede ver un busto de color blanco de este autor, junto con otros tres que corresponden a Tirso de Molina, Lope de Vega y Moratín. El Teatro Guerra es, en definitiva, una auténtica joya del patrimonio arquitectónico regional.

Temas

Lorca