El primer tramo de la Ronda Central sale a licitación por 7,5 millones

Parte del trazado del primer tramo de la Ronda Central. / LV
Parte del trazado del primer tramo de la Ronda Central. / LV

Tendrá un trazado de 1,3 kilómetros y cruzará de manera soterrada la línea ferroviaria, para adaptarse a la llegada del AVE

INMA RUIZ Lorca

La Comunidad Autónoma inició el proceso de contratación de las obras de construcción del primer tramo de la Ronda Central, que conectará los barrios de Apolonia y San Diego. La obra será financiada por el Gobierno regional, que invertirá más de 7,5 millones. Según informa la Consejería de Fomento e Infraestructuras, la licitación del primer tramo se publicó esta semana en el Diario Oficial del a Unión Europea (DOUE) y en el perfil del contratante de la Comunidad Autónoma. Las empresas interesadas en concurrir a la licitación de esta obra podrán presentar sus ofertas hasta el 12 de septiembre.

El consejero, Patricio Valverde, subrayó que la principal novedad del vial es que se adapta a la llegada de la alta velocidad a Lorca, y este tramo de la Ronda Central cruzará finalmente de manera soterrada la línea de ferrocarril Murcia-Águilas.

Valverde destacó que el Ejecutivo regional «da un impulso a esta vía que actuará de eje vertebrador de las comunicaciones de Lorca, absorberá 20.000 desplazamientos de vehículos y evitará que la mayoría pasen por el centro de la ciudad».

El proyecto llevaba paralizado más de dos años por los recursos que bloqueaban su inicio

El primer tramo del vial, cuya construcción llevaba paralizada más de dos años por los recursos que bloqueaban su inicio, tiene un trazado de 1,3 kilómetros y unirá la antigua carretera N-340 a la entrada de Lorca por la zona este, en el barrio de Apolonia, para concluir en una futura glorieta situada en el barrio de San Diego, que será el inicio del segundo tramo.

Con carril bici

Tendrá doble calzada, con dos carriles de 3,5 metros de ancho cada una de ellas, separadas por una mediana de un metro de ancho, en la que se instalarán luminarias. En el margen derecho de la calzada se construirá un carril bici de tres metros de ancho, mientras que en el lado izquierdo se proyecta una acera peatonal de dos metros de ancho, separada de la calzada mediante un bordillo de hormigón.

Se proyectaron cinco rotondas de distintos tamaños que resolverán las intersecciones, la primera de ellas en el cruce con la carretera N-340 de forma elíptica y el resto de forma circular. El consejero señaló que el nuevo vial «va dando pasos para ser una realidad» y recordó que su departamento acaba de adjudicar las obras del segundo tramo por 3,6 millones, lo que «posibilitará el inicio inmediato de las obras». El tercer tramo está en proceso de redacción por parte de los técnicos del Consistorio, y el cuarto es el único que está abierto al tráfico. El vial tendrá una longitud total de 4,4 kilómetros entre la N-340 y la autovía RM-11, Lorca-Águilas. Supondrá una inversión de unos 30 millones de euros, cofinanciados entre la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento lorquino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos