La Policía remite al juzgado la investigación de los presuntos abusos en el García Soler

Fachada del colegio. /P. Alonso / AGM
Fachada del colegio. / P. Alonso / AGM

Las pesquisas se han centrado «en un logopeda», según informa la Delegación del Gobierno, pero aún no hay detenidos

INMA RUIZLorca

La Policía Nacional ya ha remitido al juzgado el resultado de la investigación abierta en el colegio público Andrés García Soler después de que los padres de tres alumnos de educación infantil denunciaran presuntos abusos sexuales a sus hijos por parte de un docente. Las denuncias fueron interpuestas la semana pasada y la policía ha tomado declaración en los últimos días a los padres y al personal del centro, incluyendo al profesional al que apuntaban los padres como presunto autor de los hechos, sin que se haya producido ninguna detención.

El delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Giménez, explicó ayer que se trata de «un logopeda que desempeñaba habitualmente su trabajo en el patio del colegio acompañado de otros profesores». La policía está estudiando los vídeos grabados en el patio pero de momento no hay ninguna prueba concluyente contra el docente.

El delegado del Gobierno señaló que «el caso ha pasado a disposición judicial, se está investigando por la Policía Judicial y todavía no hay detenidos», aunque según Giménez la operación continúa abierta.

La concejal de Educación, Antonia Pérez, también se pronunció sobre el caso y dijo que se trata de «un tema grave tanto si son ciertas las acusaciones como si no». Añadió que «si es cierto es gravísimo», pero si no «estamos jugando no solo con la vida de un profesional sino también con la de unos niños que pueden quedar marcados».

La edil dijo que «hay que dejar trabajar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y esperar al resultado de la investigación» antes de hacer ninguna otra valoración.

Tras la denuncia interpuesta por los padres de estos alumnos contra el docente, la Consejería de Educación y el Ayuntamiento de Lorca activaron el protocolo requerido. El centro ha seguido en todo momento las indicaciones de la Policía Nacional, explicó la concejal.

La Consejería de Educación puso de manifiesto, tras conocerse este presunto caso de abusos, que su servicio de Inspección mantiene interlocución directa con el equipo directivo del centro escolar para ofrecerle el asesoramiento necesario y pidió «máximo respeto y tranquilidad».

La Fampa pide tranquilidad

El presidente de laFederación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Lorca (Fampa), Francisco Cara, dijo a 'La Verdad' que «hay que tener calma y dejar trabajar tanto a la Consejería como al Ayuntamiento». Añadió que «como padres, debemos transmitir tranquilidad y sosiego y máximo respeto a los órganos competentes» en este asunto. «Tenemos que dejar hacer y confiar, esa es la mayor contribución que puedo hacer como representante del colectivo de padres y madres».

Cara dijo tener «confianza total en los protocolos que se han activado» ante las sospechas de abuso. «Somos parte del sistema y lo respetamos, habrá tiempo de hacer otras consideraciones» cuando el caso se esclarezca y quede resuelto.

Temas

Lorca