El Pleno de Lorca acuerda pedir al Gobierno un año más para la reconstrucción

La Corporación, ayer, en un momento de la sesión plenaria. / jaime insa / agm
La Corporación, ayer, en un momento de la sesión plenaria. / jaime insa / agm

La Corporación solicita una nueva prórroga para terminar la reedificación de viviendas derribadas tras los terremotos

INMA RUIZLORCA

El Pleno del Ayuntamiento acordó ayer por unanimidad solicitar al Gobierno de España una nueva prórroga para la reconstrucción de viviendas derribadas como consecuencia de los terremotos de 2011. La propuesta, que partió del Partido Popular, incluye la petición al Ministerio de Fomento de las acciones que sean necesarias para la ampliación, en al menos un año, de los plazos precisos para la reedificación.

El portavoz del PP, Fulgencio Gil, afirmó que una veintena de familias aún no ha terminado de reconstruir sus casas. Se refirió a problemas de índole familiar o jurídico para resumir la casuística de estos damnificados. Según Gil, el Ayuntamiento solicitó a la Delegación del Gobierno en Murcia una prórroga de los plazos pero no ha habido pronunciamiento al respecto y este grupo de familias tiene en riesgo las ayudas económicas que le corresponden.

El alcalde, Diego José Mateos, anunció que el Consistorio ya ha pedido una cita con el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, para abordar esta cuestión y reconoció que la casuística es diversa y que es necesario arbitrar una nueva prórroga. Para ello será necesaria la modificación del Real Decreto 6/2011 que regula las ayudas públicas extraordinarias con motivo de los terremotos.

Rifirrafe entre PP y Cs

Los seísmos no fueron la única catástrofe que se abordó en el Pleno, ya que el PP también reclamó que el Gobierno central asuma el cien por cien de los daños causados por la reciente gota fría. La moción fue aprobada por unanimidad y los partidos solicitaron al Ejecutivo que tenga en cuenta «la singularidad y gravedad» de los desperfectos producidos por las lluvias torrenciales. El PSOE introdujo una enmienda para precisar que si el Estado no asumiera la totalidad de los gastos debe ser la Comunidad Autónoma la que financie de forma subsidiaria el 50% restante. La enmienda fue aprobada por PSOE, Cs, Vox e IU, y el PP se abstuvo.

Durante la sesión el PP preguntó al vicealcalde y concejal de Empresas Públicas, Francisco Morales, de Ciudadanos, por el lugar en el que se encontraba durante los tres días de la gota fría y por las causas de su ausencia en los puntos más afectados por la inundación. Morales no dio detalle de su paradero esos días y manifestó su «asombro» por los términos en los que fue formulada la pregunta en un órgano como el Pleno. El concejal de la formación naranja defendió el resultado «extraordinario» de los dispositivos municipales activados con motivo de la riada. La respuesta no satisfizo al PP que la reiteró en varias ocasiones. El alcalde reprendió a un concejal popular cuando intentó grabar con su teléfono móvil el rifirrafe.