La plataforma de las riadas destaca los avances para construir las presas en Lorca

Urrea (c), durante la reunión con la plataforma de las riadas. / chs
Urrea (c), durante la reunión con la plataforma de las riadas. / chs

El presidente de la CHS informa a los damnificados de los planes para reducir los riesgos de inundación en la huerta lorquina

I. R. LORCA

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, se reunió ayer en la sede del organismo de cuenca con la nueva junta directiva de la Plataforma de Afectados por la Inundación de Lorca (Pailorca), a la que presentó los avances en la tramitación del anteproyecto de las presas de laminación que serán construidas en Béjar, Nogalte y Torrecilla para reducir los efectos de las riadas.

La presidenta de Pailorca, Adelina Sánchez, adelantó a 'La Verdad' que la licitación del proyecto será publicada en abril en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Se mostró satisfecha por el impulso que ha recibido la iniciativa «porque no se había hecho nada» desde que en 2012 se produjera la riada de San Wenceslao. Pese a ello, los damnificados consideran que las presas de laminación no son suficientes para contener el agua y consideran fundamental y urgente el encauzamiento de la rambla de Biznaga hasta los puentes de la RM-11 Lorca-Águilas, para evitar que una eventual riada anegue sus viviendas y sus tierras de labor.

«Lo que pasó en 2012 no puede volver a ocurrir», dijo Sánchez, que se mostró esperanzada en que la actuación de la Confederación Hidrográfica por fin se lleve a cabo, ya que el organismo de cuenca les presentó ayer un proyecto alternativo de encauzamiento de las aguas de escorrentía producidas por la lluvia que ayudaría a paliar los problemas recurrentes que sufre el campo lorquino cada vez que se producen fuertes precipitaciones como las de hace siete años.