El plan de Empleo Joven de Lorca permite que el 29% de los alumnos encuentren trabajo

Una alumna recoge su diploma de participación en uno de los cursos formativos, ayer. / p. alonso / agm
Una alumna recoge su diploma de participación en uno de los cursos formativos, ayer. / p. alonso / agm

El programa formativo impulsado por el Ayuntamiento, en el que se han matriculado más de 400 alumnos, se amplía seis meses más

INMA RUIZ

Bordadora, camarero, fontanero, monitor de ocio, restaurador de muebles o agente de promoción turística. Son algunos de los oficios que ha alumbrado el proyecto Empleo Joven Lorca, la mayor apuesta del Ayuntamiento por la formación y cualificación de jóvenes para sacarlos de las listas del paro.

En el último año, la iniciativa ha permitido a 406 parados menores de 30 años aprender algunos de estos oficios, realizar prácticas en empresas y prepararse para el salto al mercado laboral. Casi un tercio de ellos, 119, han tenido suerte y han encontrado su primer trabajo.

Son datos que dio a conocer ayer el alcalde, Fulgencio Gil, durante la entrega de los diplomas que acreditan la cualificación de estos jóvenes. Gil consideró particularmente valiosa la estrategia emprendida por el Consistorio para tratar de reducir el desempleo juvenil y recordó que el plan de empleo joven ha requerido una inversión de 1,8 millones de euros, financiados en su mayor parte por el Fondo Social Europeo.

Becas por asistencia

El éxito del programa ha llevado a la Concejalía de Desarrollo Local a prorrogarlo durante seis meses, por lo que las acciones formativas se mantendrán hasta junio, beneficiando a 45 alumnos más. Estos últimos ya se forman en oficios relacionados con la informática, la hostelería y los idiomas. Estos alumnos, como todos los anteriores, se benefician de una beca mensual por asistencia a los cursos de 200 euros.

Junto al aprendizaje de cada oficio, los participantes han recibido instrucción en materias que les serán muy útiles cuando se enfrenten a su primer trabajo, como prevención de riesgos laborales, nuevas tecnologías, inglés o perspectiva de género. Esa formación teórica se completa con la realización de talleres de búsqueda de empleo y prácticas laborales en empresas, una fase en la que han colaborado 120 firmas empresariales de la comarca. Los cursos tienen una duración que oscila entre los tres y los ocho meses, según la especialidad de que se trate. Los que han tenido más demanda son los relacionados con el perfil informático y también los de bordado en oro y sedas, según dijo la edil de Desarrollo Local, Sandra Martínez.

En este contexto, el alcalde se refirió al repunte del paro del 5,4% con el que ha comenzado el año y que ha provocado que Lorca supere de nuevo la cifra de 5.000 desempleados. Gil opinó que la destrucción de empleo, propia de este mes del año por el fin de la campaña navideña, se ha visto amplificada por el aumento del salario mínimo interprofesional aprobado por el Gobierno central. «No cabe duda de que esa drástica subida hace que muchísimas pequeñas empresas y autónomos no puedan, en un primer momento, realizar contrataciones de trabajadores», declaró el primer edil lorquino.

Temas

Lorca, Paro
 

Fotos

Vídeos