El PP pide que el Consistorio se movilice contra el cierre de San José de Calasanz

C. M. H.

lorca. El Partido Popular reclamó ayer a las instituciones públicas y religiosas que se movilicen para evitar el cierre de las instalaciones de San José de Calasanz, un centro donde las Hijas de la Caridad han venido llevando a cabo diferentes programas de atención social, como el que prestaban con menores en riesgo de exclusión. Esas actuaciones sociales se ven en peligro ahora con la salida de las hermana, prevista para el próximo 1 de septiembre.

Ante esta situación, el Grupo Municipal Popular reclama al Consistorio que se adopten las medidas necesarias para que los programas que se han prestado en ese inmueble no desaparezcan. Es algo que los ediles populares consideran «prioritario» por el gran beneficio social aportado por ese colectivo. En esa línea, desde el PP se señaló que «esos mecanismos deben ser inmediatos para evitar no solo el fin de los programas de atención social llevados a cabo por las Hijas de la Caridad, sino también el cierre del propio edificio y la degradación del mismo por el paso del tiempo».

Desde el partido aseguran que tienen constancia de que en torno a unos cien menores en riesgo de exclusión y sus familias no saben qué va a pasar con este servicio, ni con los menores de edad incluidos en la lista de espera, que afecta a unas sesenta familias.

Los planes a los que se refieren los populares son el proyecto 'Alca' y el proyecto 'Renacer'. Ambos, responden a las necesidades de menores, adolescentes y madres en riesgo de exclusión social y de los barrios altos de la ciudad, donde estas personas participaban diferentes actividades formativas y de adquisición de habilidades sociales.

Desde el Ayuntamiento de Lorca han informado que se están llevando a cabo las gestiones necesarias para evitar el cierre de este centro. En concreto, se van a realizar diferentes reuniones con responsables de la Consejería de Educación y de Familia para que todos estos programas de atención social sigan funcionando.

Además, el equipo de gobierno reprocha a los concejales populares el hecho de «hacer demagogia» con un tema como el de las Hijas de la Caridad, porque su salida era conocida por el anterior equipo de gobierno.

108 años de actividad social

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, también conocidas como Hermanas de la Caridad, son una congregación religiosa católica femenina fundada el 29 de noviembre de 1633 y dedicada al servicio corporal y espiritual de los pobres enfermos.

En Lorca, su historia comienza en 1911 cuando se constituye la Asociación de San José de Calasanz, protectora de Niños abandonados. Posteriormente, en 1931 la citada asociación entrega la obra a la Compañía de las Hijas de la Caridad, que se encargaría directamente de los niños. En 1999 se puso en marcha el mencionado Proyecto Alca.

Se llevó a cabo un análisis de la realidad de los menores en el barrio de San Pedro, que constató que muchos menores en edad escolar se encontraban en la calle en el horario extraescolar, pues muchos padres trabajaban en el campo.

En 2014 entró en funcionamiento el proyecto Renacer, una herramienta de gran utilidad para la integración social de las mujeres jóvenes. Se trata de un colectivo que lleva trabajando para dar servicio y asistir a los lorquinos desde hace más de un siglo, concretamente un total de 108 años.