La Paca es la primera productora regional de plantas aromáticas

Juan García, Blas Sánchez, Javier Almoguera y Miguel Ángel del Amor, ayer, en una plantación de orégano en La Paca./ paco alonso / agm
Juan García, Blas Sánchez, Javier Almoguera y Miguel Ángel del Amor, ayer, en una plantación de orégano en La Paca. / paco alonso / agm

Sesenta agricultores cultivan tomillo, romero, mejorana y orégano para esencias utilizadas en cosmética y medicinas en 3.500 hectáreas

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

El cultivo de aromáticas crece a un ritmo anual del 25%. Esto ha hecho que muchos jóvenes hayan apostado por este sector, que está permitiendo la reactivación económica de las pedanías altas, la principal productora regional. Unas 3.500 hectáreas de sesenta agricultores se destinan en estos momentos al cultivo de tomillo, romero, orégano y mejorana. El destino de los aceites de estas esencias, tras su destilación, es España, Francia y América. Este último mercado se ha convertido en uno de los que mayor demanda tiene de este tipo de producto que se utiliza en cosmética y medicinas.

Entre los que más años lleva dedicado a la producción de aromáticas está Blas Sánchez. Es, sin duda, el gurú de las esencias en La Paca, no en vano trabajó en su cultivo durante 25 años en Francia, y lleva dos décadas haciendo lo propio en territorio nacional. Continúa formándose con la asistencia a conferencias, foros y cursos que le permiten conocer nuevas variedades que se adapten mejor al terreno. «Tengo cinco variedades de tomillo. Cada una con unas propiedades determinadas. Buscamos la resistencia, pero también la rentabilidad», explicó.

Las pedanías altas del municipio se muestran como el terreno ideal para este tipo de cultivos. «Las condiciones atmosféricas son excepcionales. El calor del día y el frío de la noche, además de la tierra, los rayos ultravioletas... consiguen un producto de alta calidad», explicó otro de los productores, Juan García.

El mercado americano se ha convertido en uno de los de mayor demanda de fragancias

Las tierras que hace algún tiempo estaban ocupadas por cultivos como lechuga, melón, sandía, cereal o brócoli aparecen repletas de plantas aromáticas. «El rendimiento económico es superior a este tipo de productos», añadió García, quien indicó que tras la siega se lleva a las calderas de la zona para ser destiladas y convertidas en esencias que serán vendidas para su utilización en la industria de la cosmética, perfumería, farmacia e insecticidas naturales. «No hay plagas, como se puede ver. Es un insecticida natural», señalaron mientras mostraban uno de los campos de orégano.

Las aromáticas no son nuevas en esta zona. Antaño se comercializaban, aunque no en campos de cultivo. «Hace 40 años se buscaban en los cabezos y se recolectaban, pero al no segarlos prácticamente desaparecieron. Ahora se ha retomado la actividad pero a otro nivel», dijeron.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, recorrió distintas plantaciones y aseguró que la actividad ayuda a reactivar la economía en zonas despobladas y contribuye a fijar población. «Son una salida para garantizar el relevo generacional en el campo y supone un volumen de negocio a nivel regional de unos 15 millones de euros». Ademas de en las pedanías altas, las plantas aromáticas destacan en la comarca del Noroeste.

Temas

Lorca
 

Fotos

Vídeos