La oposición veta a Francisco Morales como máximo responsable de Limusa

Francisco Morales. / p. a. / agm
Francisco Morales. / p. a. / agm

PP, Vox e IU hacen valer su mayoría en el Consejo de Administración e impiden la designación del vicealcalde, de Cs, como consejero delegado

INMA RUIZLORCA

Los partidos en la oposición rechazaron ayer en bloque la designación del vicealcalde y concejal de Empresas Públicas, Francisco Morales, de Cs, como nuevo consejero delegado de la empresa municipal de limpieza Limusa. El PP, IU y Vox, que suman cinco miembros en la mesa del Consejo de Administración, hicieron valer esa mayoría frente a los tres del equipo de gobierno en la votación para designar al concejal naranja como máximo responsable de la empresa. El voto del consejero de los trabajadores tampoco fue suficiente para alcanzar la mayoría que habría permitido a Morales situarse en el punto más alto del organigrama de Limusa.

Morales no ocultó su enfado y acusó a la oposición de bloquear, «por intereses partidistas, el buen funcionamiento de la empresa». Añadió que el objetivo del equipo de gobierno solo es que Limusa sea «eficiente, transparente e igualitaria, algo que no ha sido hasta ahora».

El veto de la oposición no fue el único que impuso ayer el Consejo de Administración. En una segunda votación, los consejeros de PP, IU y el de los trabajadores impidieron la designación de un gerente para dirigir Limusa. Solo el consejero de Vox se mostró favorable a esa segunda opción que plantearon PSOE y Cs, y que fue desestimada.

Las razones del bloqueo

El portavoz del PP, Ángel Meca, aseguró que Morales «se ha ganado a pulso la reprobación» del Consejo de Administración. Argumentó que el concejal de Cs «no nos da garantías», ni confían en su «responsabilidad» para liderar la empresa. Meca citó «la ausencia injustificada» de Morales durante la gota fría para ilustrar la desconfianza de su partido. El mismo argumento fue utilizado también por IU, cuyo portavoz, Pedro Sosa, afirmó que el vicealcalde «no fue capaz de hacer frente a sus responsabilidades en plena crisis por las lluvias torrenciales». Para Sosa, «alguien que no está cuando más se le necesita y que es incapaz de ofrecer explicaciones ante su ausencia, no merece tener en sus manos la dirección de Limusa».

Los dos partidos coincidieron en rechazar la convocatoria de una plaza de gerente y recordaron que esa figura fue suprimida hace dos años. En ese periodo, el Consistorio ha ahorrado más de 150.000 euros que le habrían correspondido al directivo como sueldo.

La portavoz de Vox, Carmen Menduiña, justificó el voto en contra de su partido al nombramiento de Morales en el hecho de que su formación prefiere «una gestión profesional de la empresa». Menduiña abogó por el restablecimiento de la figura del gerente y pidió que sea «independiente de los poderes públicos, elegido mediante concurso público entre profesionales acreditados y con inexcusable experiencia en el sector privado». Para Vox, cuanto mayor ha sido el intervencionismo político en Limusa «más perjuicios económicos y de orden judicial se han producido».

«El bloqueo por el bloqueo»

Enesta situación el alcalde, Diego José Mateos, mantiene por delegación del Consejo de Administración toda la responsabilidad sobre la empresa. Aseguró que habrá que buscar una tercera fórmula, «porque no se puede dejar la empresa a la deriva».

Mateos criticó «el bloqueo por el bloqueo» de PP, IU y Vox y aseguró que la falta de dirección puede hacer «que se resienta el servicio» que presta Limusa, que además de la limpieza viaria y de edificios públicos tiene encomendado el transporte urbano de viajeros, la ORA y el servicio de la grúa.

Temas

Lorca