Un muro 'sujetará' la montaña en la calle Portijico de Lorca, donde se construirá un parque

Gil se reúne con los vecinos afectados ante el solar de Portijico, que se convertirá en un parque. / p. a. / agm
Gil se reúne con los vecinos afectados ante el solar de Portijico, que se convertirá en un parque. / p. a. / agm

Varias familias fueron desalojadas hace 13 años al ceder el terreno cuando una promotora trató de construir al pie del cabezo que sustentaba las casas

INMA RUIZ LORCA

Isabel Sánchez se aferraba ayer al documento con el acuerdo de la Junta de Gobierno Local que pondrá fin a las pesadillas de su familia 13 años después. Se lo entregó en mano el alcalde, Fulgencio Gil, que se reunió con los vecinos minutos después de que el Ayuntamiento aprobara la solución técnica para el problema de los afectados de las calles Gregorio García y Portijico en el barrio de San Cristóbal.

Su calvario comenzó cuando una promotora inmobiliaria derribó la falda del cerro sobre el que se levantan sus casas y sustituyó el apoyo natural de roca por un muro de contención que nunca llegó a terminar. La calle Gregorio García quedó directamente apoyada sobre ese muro que rápidamente comenzó a ceder. Las casas comenzaron a hundirse y tuvieron que ser desalojadas. De aquello hace trece años. Los vecinos siguen fuera de sus viviendas y el prometido residencial en la zona nunca llegó a levantarse. Durante la crisis económica, la constructora entró en concurso de acreedores y las obras quedaron paralizadas en la fase de cimentación. El solar ahora está colonizado por la basura y la maleza y el foso de los cimientos es una laguna de agua estancada.

Tras meses de compleja tramitación administrativa, el Ayuntamiento ha conseguido desenmarañar las trabas que impedían intervenir en el solar de Portijico. El alcalde anunció ayer una actuación urgente en la zona que permitirá a los vecinos regresar a sus casas. En dos meses y medio será estabilizado el muro de hormigón armado mediante la ejecución de anclajes al terreno y se construirá otro de menor altura para asegurar las viviendas.

Expropiación del solar

En paralelo a estas obras, el Ayuntamiento iniciará el procedimiento de expropiación del solar para construir en el mismo una zona verde que incluirá un parque público y un jardín colgante que oculte el muro y lo convierta en una pared vegetal.

Dentro de ese proyecto, dijo Gil, se destinará una partida económica a consolidar la calle Gregorio García, que durante los últimos años ha estado prácticamente suspendida en el aire. «El que no ha pasado por esto no sabe lo que supone estar trece años fuera de nuestras casas», dijo emocionada Isabel Sánchez, que acudió al encuentro con el alcalde y con el personal de Urbanismo acompañada de varios vecinos. Relataron cómo la calle cedió cuando la promotora comenzó el derribo de las viviendas que estaban en Portijico a la falda del cabezo.

El arquitecto que realizará los trabajos, Gonzalo Fernández-Ilundáin, señaló que en este tipo de construcciones en laderas de montaña unas casas terminan apoyándose sobre otras y que al eliminar la base todo puede ceder en un efecto dominó.

El alcalde aseguró que la ejecución de esta obra es «una prioridad» y mostró su satisfacción por haber despejado la solución ante una «situación dramática» que durante más de una década ha afectado a las viviendas que fueron desalojadas y al resto de la construidas en el cabezo.

Temas

Lorca