«Tenemos miedo de que la próxima sea la nuestra»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La calle Alta conserva su imagen de antaño. Aunque se enclava en el centro de la ciudad pocas de sus viviendas superan las dos plantas. Puertas de madera y ventanas a modo de miradores con trabajadas rejas le dan un aspecto un tanto peculiar en comparación con las construcciones de su entorno más inmediato. Su empinada calle permite contemplarla desde la confluencia con Alfonso X el Sabio casi hasta el final. Recientemente se convirtió en paso obligado para muchos seguidores del artista lorquino Emiliano Rojo. La Fundación Paso Azul y la Asociación de Amigos de la Cultura descubrieron el pasado mes una placa en la fachada de la casa donde el que fuera director artístico del Paso Azul durante treinta años tenía su taller.

La conmemoración del primer centenario del nacimiento del artista hizo que muchos acudan al lugar para contemplar donde trabajó y vivió el artista. Sin embargo, este continuo tránsito no evitó que las dificultades de convivencia se agudizaran en las últimas semanas. «Tenemos miedo, mucho miedo de que la próxima casa que asalten sea la nuestra», relata Juan García, uno de los vecinos.

En esta calle se situó un conocido obrador de pastelería. Precisamente junto a él se encuentra la última casa que intentaron ocupar. A los vecinos les preocupa no solo que se vuelvan a violentar viviendas de la zona, sino que en las que se están adentrando se encuentran en un estado preocupante. «No se dan cuenta que ponen incluso en riesgo su vida, porque son casas que están cerradas a la espera de ser restauradas. Se les pueden venir encima y luego los culpables serán los dueños», aseguró indignado Salvador Torres.

Algún vecino para evitar que se adentren en su propiedad tomó la determinación de tapiar puertas y ventanas. «No sirvió de nada porque echaron abajo los ladrillos y se metieron dentro. Esta operación la vivimos en varias ocasiones. Nos planteamos derribarla porque no está en buenas condiciones y tenemos miedo a que haya un accidente», explicó Manuel García.

Temas

Lorca