Lorca se mantiene como tercer centro nacional de producción en curtido de piel

Varios operarios trabajan en una fábrica de curtido de piel en Lorca./Jaime Insa / AGM
Varios operarios trabajan en una fábrica de curtido de piel en Lorca. / Jaime Insa / AGM

El municipiom representa el 15% de los 690 millones de euros anuales que factura este sector en España

EFELorca

El sector del curtido de piel «resiste» en Lorca, que mantiene su posición como tercer centro nacional de producción, pese a que en los últimos 40 años el número de fábricas se redujera en la ciudad de más de 50 a solo 12. Lo dijo este martes José Ibarra, secretario de política sindical de la Federación de Industria del sindicato CC OO en la Región de Murcia, durante la presentación en la ciudad del preacuerdo alcanzado en el convenio colectivo estatal de sector hasta 2021, que incluye un incremento salarial del 2% al año.

Según explicó, en los años 80 del siglo pasado el sector de la tenería llegó a contar con 1.800 trabajadores en Lorca, una cifra que ahora se redujo a 250 operarios para la docena de fábricas abiertas. Pese a la drástica reducción de centros de trabajo y de mano de obra, la ciudad es el tercer punto de producción del país tras Cataluña con mil empleados y Valencia con 550 trabajadores. Lorca representa el 15% de los 690 millones de euros anuales que factura el sector del curtido de piel en España, dijo Ibarra, que señaló que las empresas que siguen abiertas en el municipio elaboran productos de máxima calidad.

La deslocalización y la crisis económica acabó con las empresas más débiles, pero las que quedan invirtieron en modernización y generan productos de primera. El representante de CC OO explicó que es «un sector por el hay que apostar y que todavía tiene recorrido». Desde CC OO «no pensamos que sea un sector muerto ni mucho menos ya que es uno de los pilares básicos de la económica de Lorca, donde el sector industrial es minoritario frente al agrícola o al terciario de servicios», añadió Ibarra.

En Europa, los tres principales países productores son España, Italia y Portugal, aunque en los últimos años se registró un proceso de deslocalización hacia Marruecos y Turquía, y de forma más reciente en Polonia y Rumanía. En las fábricas de Lorca se trabaja con piel vacuna de máxima calidad y se produce «flor» la piel curtida más codiciada y serraje para trabajos de marroquinería y calzado de grandes marcas.