La llegada de más caudales del Tajo reduce el precio del agua para riego

Juan Marín (izda) y Lucas Jiménez acceden al edificio de la Comunidad de Regantes, ayer. / paco alonso / agm
Juan Marín (izda) y Lucas Jiménez acceden al edificio de la Comunidad de Regantes, ayer. / paco alonso / agm

La Comunidad de Regantes aprobará la nueva tarifa para el regadío tradicional en su asamblea general del próximo domingo

INMA RUIZ LORCA

Los 12.000 regantes lorquinos están convocados el domingo a la asamblea general de la Comunidad de Regantes, en la que se aprobará el presupuesto de 2019 y también los nuevos precios del agua.

El presidente de los comuneros, Juan Marín, adelantó ayer que el cupo de agua para el regadío tradicional bajará 2,5 céntimos el metro cúbico, por lo que el precio se situará en 24 céntimos de euro el metro cúbico. Se mantiene el coste de 40 céntimos en el caso del sobrecupo del regadío tradicional, mientras que el agua en el regadío consolidado baja medio céntimo y el precio se establece en 43 céntimos. También se mantiene estable la tarifa por las dotaciones de El Real y Las Riberas, en 14 céntimos de euro por metro cúbico. Marín señaló que el descenso del precio del regadío tradicional tiene que ver con el envío de agua del Trasvase Tajo-Segura, que se encuentra en nivel 2.

23,5 millones de presupuesto

Enla asamblea está previsto aprobar el presupuesto del ejercicio 2019, que asciende a 23,5 millones de euros, después de que el de 2018 se haya cerrado con un beneficio de 215.000 euros. Los comuneros analizarán en la reunión las disponibilidades de agua de riego para este año, que ascienden a 63, 8 millones de metros cúbicos, de los que 14,3 millones proceden del Trasvase Tajo-Segira; 2,3 millones de pozos de la Comunidad, 10 de pozos de particulares y 5,9 del pantano de Puentes.

En los cálculos de los regantes también figuran 2,5 millones de metros cúbicos de agua de depuradoras, 23 millones de la desaladora de Águilas, 2,5 millones de la de Torrevieja, 2,9 millones de la aportación de la cuenca hidrográfica del Segura, 1,1 millones de cesiones de derechos y 146.000 metros cúbicos de los pozos de sequía.

El presidente de los regantes recibió ayer en la sede de la institución, en la calle Corredera, al presidente del Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, como parte de los actos de conmemoración del 40 aniversario del Acueducto, motivo por el que varias pancartas cuelgan de la fachada principal del histórico edificio.

Juan Marín defendió que el Trasvase es una infraestructura «vital» para el sureste español y «esencial» para la Comunidad de Regantes de Lorca, que «transformó este regadío con el infraestructura hace 40 años». Pese al resto de aportaciones alternativas, «la calidad del agua y el precio» de la que procede del acueducto la hace insustituible para los regantes lorquinos, dijo Marín.

Criticó «a los que ponen en entredicho e intentan cercenar esa infraestructura» pese a que este año «está siendo tranquilo» porque ha llovido en la cabecera del Tajo.