El juzgado desestima la demanda del PSOE de Lorca sobre los exámenes de Limusa

Los socialistas aseguran que ha sido por un defecto de forma y para el PP demuestra que la selección de personal fue transparente

INMA RUIZ LORCA

La sentencia del juzgado de lo Mercantil que ha desestimado la demanda del PSOE de Lorca contra la empresa municipal de limpieza Limusa, en la que reclamaba poder consultar los exámenes de su proceso de selección de personal por dudas sobre su transparencia, ha generado división de opiniones. El Ayuntamiento, a través del concejal de Limusa, Juan Francisco Martínez, hizo pública ayer la resolución judicial que se ha producido tras la vista celebrada el lunes y que «desestima íntegramente la demanda formulada por Diego José Mateos contra Limpieza Municipal de Lorca S.A» y le condena al pago de las costas judiciales, unos 9.000 euros.

Mateos, portavoz del PSOE, aseguró que la resolución no es firme y que su partido estudia apelar la sentencia, que ha sido rechazada atendiendo a «un criterio formal». Según el concejal socialista, el juez interpretó que «fue presentada fuera de plazo» pero sin pronunciarse sobre el fondo del asunto, que era la petición de consulta de los exámenes.

El edil del PSOE considera que, pese al revés judicial, ha quedado claro que se destruyeron los exámenes de cerca de 800 participantes que optaban a nueve puestos de trabajo en el proceso de selección del pasado agosto, antes de que se celebrara el Consejo de Administración de la empresa municipal, por lo que su partido mantiene sus «sospechas sobre la transparencia y la limpieza del proceso».

Cruce de reproches

Por su parte, el consejero delegado de Limusa pidió al concejal socialista «que cumpla con su palabra y pida disculpas». Juan Francisco Martínez atribuyó a Mateos «intentar engañar a todos los lorquinos con una denuncia artificial, mentiras, calumnias, persecución y ataques personales».

El concejal del PP dijo que, con su demanda, el PSOE «ha jugado con nueve trabajadores que accedieron a un puesto de trabajo de manera legítima» y cuya contratación y capacidades han sido cuestionadas estos días, en su opinión. El edil de la empresa de limpieza extendió sus reproches también al concejal de Ciudadanos, Antonio Meca, que, a raíz de la demanda, le acusó de destruir los 800 exámenes sin corregir, antes de que terminara el período de revisión y que en diversas comparecencias ha afirmado que los puestos de trabajo estaban dados de antemano. Ayer, Martínez pidió la «dimisión inmediata» del concejal de Ciudadanos, al que acusó de «disparar» contra él con la «pistola que había cargado Mateos». Opinó que PSOE y Cs «intentaron construir un circo mediático para castigarnos con su peculiar pena de telediario. La pinza les ha fallado».

El portavoz del partido naranja indicó que, con independencia de la resolución judicial, sigue pidiendo las «responsabilidades políticas» a Martínez por unos hechos «de extrema gravedad reconocidos y comprobados en sede judicial», y reiteró su petición de cese para el concejal de Limusa.

Temas

Lorca