El Trofeo Interescuelas de Ciclismo reúne a 93 promesas regionales en el circuito del Colegio Ana Caicedo

Participanes en la competición de ciclismo./Juegos de Guadalentín
Participanes en la competición de ciclismo. / Juegos de Guadalentín

La prueba organizada por la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Lorca, la Federación de Ciclismo de la Región de Murcia y el Club Ciclista Juan Zurano incluyó la celebración de 9 carreras de distinta longitud

LA VERDADLorca

Tras tener que aplazarse hace unas semanas debido a la lluvia, el Trofeo Interescuelas de Ciclismo que cada año se celebra dentro de la agenda de las olimpiadas lorquinas tuvo lugar este sábado por la mañana, consolidando el nuevo circuito de las inmediaciones del CEIP Ana Caicedo como escenario de la prueba. Se trata de un circuito de un kilómetro de longitud pero muy técnico, pues permite a los ciclistas en ruta demostrar sus habilidades y enfrentarse a curvas y sprints que les permiten mejorar su estilo sobre las 2 ruedas.

Un total de 93 ciclistas de los mejores clubes regionales tomaron parte en la prueba organizada por la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Lorca, la Federación de Ciclismo de la Región de Murcia y el Club Ciclista Juan Zurano. Durante más de dos horas se sucedieron las carreras, un total de 9, que incluían mayor o menor número de vueltas dependiendo de la edad de los ciclistas, desde una única vuelta y un solo kilómetro para los ciclistas promesas hasta los 20 kms. a los que se enfrentaron los infantiles.

Hay que destacar la participación de las féminas, cada año no solo son más, sino que además pedalean con mucha velocidad y técnica, prometiendo un gran futuro para el ciclismo regional femenino; por ello por vez primera se celebró una carrera exclusivamente para ellas, que contó con la participación de 11 ciclistas. Como ya viene siendo tradicional, desde la organización se les entregó un pequeño detalle a todas ellas por el ejemplo que ofrecen para las nuevas generaciones de ciclistas femeninas. Además, y debido al aplazamiento, la prueba lorquina se convirtió en la última de la temporada, por lo que los ciclistas lo dieron todo para quedar lo más alto posible en la clasificación regional, emulando a sus ídolos y, entre ellos, al Campeón del Mundo, nuestro paisano Alejandro Valverde, cuya imagen y maillot arcoíris estuvieron presentes en unos carteles que cubrían las vallas de llegada a meta para motivar a estas nuevas generaciones de ciclistas que, quién sabe, lo mismo llegan a ser algún día como el de Las Lumbreras.