Una joven, afectada por la picadura de una carabela portuguesa en Calnegre

Naomi Mateos iba a salir del agua cuando la medusa se le quedó pegada en los brazos y la espalda