Indemnizan con 2.700 euros al comprador de un barco al que se le ocultó un fallo

EFELorca.

El comprador de una embarcación tiene derecho a ser indemnizado por la vendedora en 2.700 euros, ya que la misma tenía un vicio oculto que podía haberla puesto en riesgo de no ser advertida a tiempo.

Así se dispone en una sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia. Esta estima en parte el recurso que el perjudicado presentó contra la del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Lorca, que rechazó su demanda y lo condenó al pago de las costas.

La Audiencia señala que la decisión de la misma se ha centrado en el análisis de los informes presentados por los peritos de las partes, para determinar el alcance de las reparaciones que tuvo que asumir el adquirente y si realmente existían vicios ocultos.

El punto esencial, añade, era determinar el estado del transom en el momento en que se efectuó la venta, al tratarse de una pieza que hubiera podido producir la pérdida de la embarcación.

Para el tribunal, «existía una picadura en superficie que estaba perforándose y que podía producir la entrada de agua; se trataba de un daño de evolución futura, que no podía ser detectado cuando se navegaba, por lo que no puede eximirse a la parte demandada de su responsabilidad legal derivada del saneamiento de vicios ocultos».

 

Fotos

Vídeos