Los hombres y mujeres que controlan el tiempo desde Almendricos

Parte de la plantilla de Alpred posa en la oficina de Almendricos. / paco alonso / agm
Parte de la plantilla de Alpred posa en la oficina de Almendricos. / paco alonso / agm

Una empresa de esta pedanía de Lorca vende predicciones meteorológicas a más de veinte países

INMA RUIZ LORCA

La afición a la meteorología les viene de la infancia y es una herencia de su abuelo, que era agricultor. Francisco Javier López y Juan José Martínez, primos y socios de la empresa Alpred, líder mundial de proveedores de predicciones del tiempo, se han criado en Almendricos, una pedanía en la que la mayor parte de sus 1.693 habitantes se dedican a los cultivos de secano. «En una zona rural la lluvia es lo más importante, de pequeños nos levantábamos de madrugada a contemplar cómo caía el agua», recuerda Juan José.

Esta pasión por la meteorología y tener muy claro su objetivo desde el principio les ha llevado, pese a las dificultades de vivir en una lugar donde ni siquiera disponen de fibra óptica (usan proveedores de internet inalámbrico de largo alcance que permiten interoperabilidad mundial por microondas), a vender su producto en más de una veintena de países, 200.000 ciudades, y que las predicciones de la web eltiempo.com sean consultadas por 20 millones de usuarios al mes.

Sus inicios fueron «una auténtica odisea», recuerda Francisco Javier. Su página web comenzó como una recopilación de enlaces relacionados con la predicción del tiempo, desde su casa, siendo estudiantes de Económicas, cuando no había internet en Almendricos. «Recogimos firmas en el pueblo para tener conexión de alta velocidad». Reconoce que estuvieron a punto de abandonar, pero la fe en sí mismos y la ilusión por trabajar en lo que les gusta les impulsó a continuar su proyecto.

Francia, su principal mercado

La empresa crece todos los años en volumen, en tráfico de datos, en países que se incorporan y en ingresos, señala Francisco Javier. Francia es su principal mercado, además de España. En ambos países su empresa es la segunda proveedora del tiempo. Son líderes en Argentina, México y Portugal. Alemania, Italia y Reino Unido son también algunos de sus principales clientes.

Trabajan con modelos de predicción a nivel mundial, con datos estadísticos se generan algoritmos matemáticos y se hace proyección de lo que ocurrirá entre las nubes en los próximos días. Simplifican esa información para que el usuario la pueda interpretar. «A la gente le interesa mucho la predicción del tiempo, hay una gran demanda de madres que consultan la temperatura que va a hacer para vestir a sus hijos por la mañana», cita como ejemplo.

Los informáticos y meteorólogos de la zona tienen preferencia para trabajar en Alpred

Su empresa ofrece predicciones estándar para la población en general, pero también específicas, para sectores como la agricultura, que conforman buena parte de su clientela. Las empresas agrícolas toman decisiones en base a la predicción que se les facilita. También han lanzado una aplicación específica para pilotos de aviación.

Desde que se dedican a esto, «la fiabilidad de las predicciones ha mejorado mucho en los últimos años. Ahora, a 5 o 6 días vista es bastante fiable» asegura Francisco Javier, que reconoce que en esta latitud es más difícil realizar los pronósticos meteorológicos por la orografía y que en el Atlántico es más sencillo.

Desde una pedanía donde ni siquiera hay fibra óptica, lanzan la información que es consultada cada mes por 20 millones de usuarios

El momento del año de mayor tráfico y consultas de su portal en España es Semana Santa. Ésta última, su página web recibió cinco millones de consultas. Fue la principal referencia para las cofradías lorquinas y el Ayuntamiento en las reuniones que mantuvieron para decidir salir o no en procesión. Su información puntual ofrecida Jueves y Viernes Santo fue decisiva para que decidieran sacar a al calle los cortejos. La predicción fue exacta, acertaron de pleno. Pero «tuvieron suerte, las cofradías fueron valientes», explica Francisco Javier. «En esas situaciones es muy fácil que se genere una nube y que llueva en cualquier momento».

Ampliación del negocio

Más de 20 personas, sobre todo meteorólogos, físicos e ingenieros informáticos trabajan en la oficina de Almendricos. «Contratamos siempre a gente de la pedanía y de poblaciones limítrofes, todos entran fijos», explica orgulloso Francisco Javier. El local se ha quedado pequeño y tienen previsto estrenar la ampliación, de 800 metros cuadrados, en los próximos meses. La planta superior estará dedicada a cocina y zona de descanso de los trabajadores.

En Semana Santa hubo cinco millones de entradas; es la época del año de mayor interés

Otros 30 empleados ofrecen sus servicios desde distintos puntos del mundo. La mayoría son colaboradores que forman parte del equipo de redacción de noticias que es nativo de los países donde tiene presencia Alpred. «Es muy importante que utilicen lenguaje local porque no se definen igual los fenómenos meteorológicos en todos sitios».

La apertura de una oficina de desarrollo en Murcia septiembre es su próximo reto para expandir el negocio del tiempo en la red, porque hay muchos profesionales que rechazan vivir en Almendricos. Pese a todo, su sede principal seguirá estando en la pedanía lorquina.