Un hombre se lanza al vacío desde un puente de Lorca y sale ileso

Momento de la caída. /Jaime Insa
Momento de la caída. / Jaime Insa

El guineano de 20 años que se tiró desde una altura de ocho metros al cauce del Guadalentín ha sido sometido a un TAC que ha revelado que no tiene ningún hueso roto

PILAR WALS y JOSÉ DAVID MARCO

El hombre de 20 años y originario de Guinea que esta mañana se subió a lo alto de la pasarela Miguel Navarro -pasarela Manterola que pasa sobre el río Guadalentín- de Lorca, se lanzó al vacío tras varios intentos frustrados de los negociadores para convencerle de que depusiera su actitud, aunque resultó ileso, según las primeras pruebas realizadas en el hospital Rafael Méndez.

Los servicios de emergencia atendieron al hombre en el cauce, tras una caída de aproximadamente ocho metros, donde lo estabilizaron y lo trasladaron al centro hospitalario lorquino, donde tras someterlo a un TAC, los facultativos comprobaron que no tiene «ni un hueso roto». Pese a todo, decidieron mantenerlo en observación.

Los servicios de emergencia atienden al hombre en el cauce del Guadalentín.
Los servicios de emergencia atienden al hombre en el cauce del Guadalentín. / Jaime Insa

Un conductor avisó a los servicios de emergencia de la presencia del hombre sobre el puente a primera hora.

Los servicios de emergencia del 061, así como efectivos de la Policía Local de Lorca y Policía Nacional, Protección Civil y Bomberos, se desplazaron inmediatamente a la zona, donde intentaron convencerle de bajar.

Descalzo y con la cabeza envuelta en una sudadera, su presencia despertó el interés de centenares de ciudadanos, que se reunieron curiosos en el entorno del puente. La Policía acordonó la pasarela, que es peatonal, y esperó a la llegada de cuatro negociadores llegados desde Murcia.

Tras la intervención de los efectivos policiales, el hombre ha accedió en un primer momento a bajar de la pasarela, pero al hacerlo acabó tropezando y cayendo en el espacio entre los dos tramos del puente, quedando suspendido en las barras que forman la infraestructura.

Tras los intentos frustrados de negociación, el hombre finalmente se lanzó al vacío.

Dos meses en España

El hombre lleva dos meses en España, según confirmó a los periodistas Youssuf Ouelhani, un joven de origen árabe que habla francés y que ha ejercido de intérprete entre el hombre y la policía durante las más de dos horas que se ha prolongado la negociación.

Ouelhani se ofreció como traductor ante los agentes cuando vio al hombre caminando descalzo de forma temeraria sobre el arco del puente y asegura que el joven guineano en todo momento manifestó su intención de quitarse la vida.

El joven se lanzó al cauce seco del río después haber solicitado al mediador de la Policía Nacional la presencia de un imán, al que «le ha pedido su bendición ante lo que iba a hacer», dijo el intérprete.

«Quería tirarse y no ha dado ningún motivo» durante las dos horas que se ha prolongado la negociación, reveló el testigo que señaló que rechazó los ofrecimientos que le hizo la policía.

Según explicó Ouelhani, el joven había estado alojado hasta hace unos días en un piso de acogida de la organización Cáritas, aunque ya lo había abandonado y desde entonces vagaba por la ciudad.