Golpe de la Guardia Civil contra el robo de 9.000 kilos de romero en una finca de Lorca

Un agente observa los fardos con romero intervenidos durante la 'Operación Rosmarine'./Guardia Civil
Un agente observa los fardos con romero intervenidos durante la 'Operación Rosmarine'. / Guardia Civil

La Benemérita investiga si un empresario agrícola se valió de inmigrantes sin papeles para sustraer las plantas aromáticas

INMA RUIZLORCA

La 'Operación Rosmarine' de la Guardia Civil, puesta en marcha por el equipo ROCA para la prevención de delitos en el campo, ha permitido esclarecer el robo de nueve toneladas de romero de una finca de Lorca. Los agentes han recuperado la mitad del botín y han devuelto a su legítimo propietario 4.500 kilos de esta planta aromática.

El dueño había denunciado el robo el pasado mes de agosto y en su relato ante el Instituto Armado aseguró que varias personas habían entrado en la finca y arrancado el romero que estaba en fase de cultivo en aquel momento. Los agentes verificaron la autenticidad de su denuncia y emprendieron una investigación que les llevó hasta el empresario agrícola que se sitúa, presuntamente, detrás del robo.

Según la Guardia Civil, el sospechoso, del que no se ha hecho pública la identidad, trasladó a varios de sus jornaleros hasta la finca para que recolectaran el romero ajeno. En uno de los dispositivos de vigilancia establecidos en la zona de cultivo de la planta aromática, los agentes sorprendieron a tres trabajadores en plena recolección. Durante su identificación comprobaron que los tres jornaleros, de origen magrebí, se encontraban en situación irregular en España y que carecían de contrato de trabajo que los vinculara con el empresario.

Doble delito

Después de identificar al responsable de esos trabajadores, la Guardia Civil lo ha localizado e investigado y se han instruido contra él diligencias como presunto autor de un delito de hurto y de otro más contra los derechos de los trabajadores extranjeros por tener empleados en situación irregular y sin contrato de trabajo.

Los agentes logran recuperar la mitad del botín tras una denuncia del dueño del cultivo

En Lorca más de 3.500 hectáreas de terreno están dedicadas al cultivo de plantas aromáticas, como el tomillo, el romero, la mejorana o el espliego, del que la Región lidera la producción mundial. Con estas plantas se producen aceites esenciales destinados en parte a la industria cosmética, la perfumería y a la farmacia. El negocio de las aromáticas es creciente, aumenta un 25% al año y mueve unos 15 millones de euros cada ejercicio en la Región de Murcia. La mayor parte de estos cultivos se localizan en las pedanías del norte de Lorca, aunque también se cultivan plantaciones en zonas de la comarca del Noroeste.