El Gobierno aprueba otra partida de 865.000 euros en ayudas por el seísmo de Lorca

La edil Isabel Casalduero, junto a la diputada nacional Marisol Sánchez. / jaime insa
La edil Isabel Casalduero, junto a la diputada nacional Marisol Sánchez. / jaime insa

La diputada socialista Marisol Sánchez informó ayer de que el 45% del fondo de contingencia se dedicará a contribuir a los pagos del alquiler

CARMEN M. HERNÁNDEZLORCA

Tras varios cruces de acusaciones en las últimas semanas entre el actual equipo de Gobierno local y el Partido Popular a cuenta del IBI y las ayudas a los afectados por el terremoto, la diputada nacional del PSOE Marisol Sánchez acudió ayer al Ayuntamiento de Lorca para comunicar las novedades existentes en esa materia. Así, señaló que el Gobierno central ya ha aprobado dos los llamados fondos de contingencia, que se refieren a una cantidad concreta de dinero que se reserva en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para resolver asuntos imprevisibles y, lógicamente, no contemplados inicialmente en la redacción de los mismos. Con ello se pretende evitar poner en riesgo la viabilidad del plan financiero al completo.

La parlamentaria socialista explicó que el Consejo de Ministros, dentro de las competencias que tiene atribuidas el Ministerio de Fomento, aprobó a principios de julio un fondo de contingencia por importe de 104.016 euros, que se hacía efectivo la última semana de ese mismo mes. Este dinero está destinado a la reconstrucción y reparación de viviendas dañadas por el seísmo.

En relación a los alquileres, aún quedaban pendientes de pago tres remesas, por una cantidad global superior a los 200.000 euros. En estos momentos, señaló Marisol Sánchez, al tratarse de un Gobierno en funciones con un presupuesto prorrogado, se ha aprobado un segundo fondo de contingencia por 865.000 euros. El 45% está destinado al pago de las ayudas para los alquileres. En concreto, casi 400.000 euros. La cantidad restante está vinculada con lo que queda pendiente de abonar y como financiación 'preventiva' para futuras remesas que se necesiten.

El Consistorio se marca como prioridad colaborar al máximo en la gestión de esas subvenciones

La diputada Marisol Sánchez quiso destacar que «estas ayudas están cofinanciadas, en base a un decreto anterior, y el 50% debe aportarlo el Gobierno de la Comunidad Autónoma». Según la parlamentaria socialista, estos datos desvelan que si un afectado por el terremoto «debe percibir una ayuda de diez, por poner un ejemplo, sin la cofinanciación de la Comunidad Autónoma solo recibirá cinco». De ahí que se haya instado al Gobierno regional, «que ya no está en funciones», a que abone la mitad de estas ayudas y que permita el cobro completo por los damnificados por los terremotos de mayo de 2011 en la Ciudad del Sol.

Desde el equipo del Ayuntamiento de Lorca quisieron destacar ayer que colaborar con la gestión de estas ayudas constituye una de las prioridades máximas para esta legislatura. El objetivo es que «todo lo que aún queda pendiente se pueda resolver con la mayor rapidez y la mejor atención posible». De esta forma, la segunda teniente de alcalde, Isabel Casalduero, señaló que «entre muchas de las cuestiones que estamos estudiando, destaca la tardanza en el pago de ciertas ayudas a la reconstrucción y reparación, pero especialmente las del alquiler, que nuestros vecinos llevan años esperando a que se hagan efectivas».

En este sentido recordó que en el primer pleno de la recién constituida Asamblea Regional se amplió el periodo de justificación de las ayudas. Este procedimiento se prorrogó otros seis meses y favorecía la tramitación de unos 700 expedientes, que se encontraban pendientes de tramitar, frente a los 1500 que quedaban hace más de un mes.

Una prórroga necesaria

Aún falta por presentar la documentación de 1.268 expedientes, de un total de 2.768. La plataforma de afectados y la Corporación municipal de Lorca agradecían por ello esa prórroga. Lo que aún no se ha debatido en la Asamblea Regional es la bonificación del 50% del IBI, ni la condonación del 50% de los intereses de las ayudas recibidas.

Tampoco el convenio de tres millones de euros que Lorca aún tiene pendiente de recibir.