La empresa Coopbox de Lorca cierra sus puertas y deja en la calle a 82 trabajadores

Fachada de la empresa. /S. M. Lario
Fachada de la empresa. / S. M. Lario

Después de 26 años, la empresa de producción de bandejas para uso alimentario liquida su plantilla, que no descarta formar una cooperativa

INMA RUIZ LORCA

Solo nueve personas fueron ayer a trabajar a la fábrica de la multinacional italiana Coopbox en el polígono Saprelorca. Eran los trabajadores que componen el retén designado por el administrador concursal para vigilar y mantener las instalaciones. El resto de la plantilla, 82 empleados, con una media de edad de 45 años, firmó el día anterior su carta de despido.

Después de 26 años de actividad, Coopbox comienza a extinguir la estela de éxitos que le acompañó hasta el año pasado, cuando en su fábrica de Lorca produjo 40 millones de bandejas termoformadas para la distribución alimentaria. Pese a ser líder en su sector, desde hace cuatro meses estaba en concurso de acreedores con pérdidas multimillonarias que los trabajadores atribuyen a «la falta de inversión para modernizar la planta», dijo a 'La Verdad' el portavoz del comité de empresa, Francisco González. Coopbox Hispania ha recibido más de cuatro millones de euros de ayudas públicas entre subvenciones directas, préstamos institucionales y bonificaciones de impuestos en los últimos años.

Reclaman ayuda

La fábrica de Alcalá de Henares, que también ha corrido riesgo de cierre, permanecerá abierta, pero la de Lorca está condenada a la desaparición. Sin embargo, sus trabajadores no lo dan todo por perdido y llevan meses evaluando la posibilidad de constituir una cooperativa para mantener abierta la factoría. «Los números salen, queremos intentarlo, pero necesitamos ayuda de las administraciones», expuso González, quien aseguró que la plantilla cuenta con el apoyo de clientes y distribuidores, convencidos de la viabilidad de la planta.

Casi 50 de los trabajadores que han sido despedidos estarían dispuestos a aportar como capital su paro en un pago único, aunque esta fórmula solo está en fase de estudio y será analizada el próximo miércoles en una reunión en el Ayuntamiento que presidirá el alcalde, Fulgencio Gil, y a la que asistirá el presidente de la Unión de Cooperativas de la Región de Murcia (Ucomur), Juan Antonio Pedreño.

Precisamente en un acto de Ucomur celebrado en Lorca el pasado noviembre, el comité de empresa de Coopbox pidió ayuda a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, a la que entregó una carta con la situación de la planta y el expediente de regulación de empleo al que ya se veía abocada la plantilla.

Durante los últimos meses el comité de empresa también ha trabajado estrechamente con el Ayuntamiento y con el Instituto de Fomento (Info). Estos han ejercido de mediadores en el conflicto laboral y han buscado, sin éxito hasta el momento, posibles inversores que quisieran comprar la fábrica y dar continuidad a los puestos de trabajo.

El secretario general del PSOE, Diego José Mateos, también mostró ayer la «solidaridad» de su formación con el «drama» de los trabajadores y su predisposición a colaborar en lo que le reclamen ante las administraciones. Mateos dijo estar preocupado por la desindustrialización y deslocalización de empresas.

Temas

Lorca, Paro