Embargan la casa a una afectada por la devolución de las ayudas en Lorca

Neva Victoria atiende al público en su papelería del barrio de La Viña, ayer. / jaime insa / agm
Neva Victoria atiende al público en su papelería del barrio de La Viña, ayer. / jaime insa / agm

Una comerciante del barrio de La Viña debe devolver 13.000 euros porque la Comunidad no considera justificado el uso de la subvención que percibió hace ocho años

INMA RUIZLORCA

«Mi situación es extrema». Así se expresa a 'La Verdad' la comerciante Neva Victoria. Regenta una papelería en el barrio de La Viña que resultó destrozada por los terremotos de 2011. Ahora, ocho años después, la Agencia Tributaria de la Región de Murcia le acaba de notificar una diligencia de embargo de su casa para pagar la deuda de 13.000 euros que mantiene con la Comunidad Autónoma. El dinero corresponde a los 8.000 euros de la subvención que recibió para reparar los daños en su librería y los intereses de demora. La Consejería de Fomento considera que la comerciante no ha podido acreditar que utilizó el dinero de aquella subvención para arreglar su tienda.

Su caso lo dio a conocer ayer la concejal de IU Gloria Martín, que mostró el informe pericial encargado por la librera. Los daños producidos en su comercio por los seísmos, según consta en el documento, fueron tasados en 47.000 euros. Recibió 5.600 del Consorcio de Compensación de Seguros y los 8.000 de la ayuda pública. Los 33.000 restantes corrieron de su cuenta mediante la ampliación de la hipoteca de su casa y de un préstamo personal. Su tienda estuvo cinco meses cerrada. Para ella, los terremotos supusieron su ruina.

Cuando comenzó el proceso de justificación de las ayudas, hasta en tres ocasiones la librera aportó las facturas y la documentación que le solicitaba la Comunidad Autónoma. Aunque la Administración autonómica no consideró válidas ninguna de ellas. En 2017 interpuso un recurso potestativo de reposición ante la Comunidad que tampoco ha sido contestado. Para Gloria Martín, Neva Victoria ha sido sometida «a una grave persecución por parte de la Administración, hasta el punto de que podría perder su propia casa». Neva Victoria afirma sentirse «impotente» y asegura que se gastó todo el dinero en la reparación de su tienda «sin mejoras». Para la comerciante de La Viña -zona cero de los seísmos-, los intereses que le han aplicado son «de usura» y dice que no ha podido jubilarse por su deuda.

Caso excepcional

El alcalde en funciones, Fulgencio Gil, reconoció ayer que el de esta afectada es uno de los «ocho o nueve casos» muy complejos en los que los damnificados no han podido justificar la subvención. «Hay un proceso de justificación que no hay más remedio que cumplir» porque se trata de dinero público, añadió Gil, que señaló que también queda para algunos afectados la posibilidad de recurrir la decisión de la Administración por la vía judicial.

Sobre el procedimiento general, resaltó que la oficina municipal de la reconstrucción tras el terremoto quiere remitir antes del 24 de julio a la Consejería de Fomento todos los expedientes de la cuenta justificativa simplificada. Esa documentación permitirá a varios miles de afectados por el proceso de devolución el archivo definitivo de sus expedientes. Gil apremió al grupo de afectados que aún no ha presentado la documentación a que lo hagan cuanto antes en la Concejalía de Urbanismo para que puedan beneficiarse de la Ley 8/2018 de ayudas para Lorca aprobada hace un año.

IU condiciona su apoyo al PSOE a resolver el problema

El concejal electo de IU Pedro Sosa condicionó su apoyo a una posible investidura del candidato socialista, Diego José Mateos, a que el Gobierno de España recupere el control de la gestión de las subvenciones y evite el desahucio y la ruina económica de las familias afectadas. Añadió que «es una amenaza» a Mateos porque «por encima de los pactos están los vecinos». Los concejales de IU tampoco acudirán a los actos del Día de la Región.