Lorca pasa a manos del PSOE con los votos de IU y Cs

Diego José Mateos, este sábado, tras ser elegido alcalde de Lorca. /Jaime Insa / AGM
Diego José Mateos, este sábado, tras ser elegido alcalde de Lorca. / Jaime Insa / AGM

El socialista Diego José Mateos arrebata la alcaldía a Fulgencio Gil y da cabida en el gobierno municipal al edil de la formación naranja como primer teniente de alcalde

INMA RUIZ

Un 'tuit' del PSOE media hora antes del inicio del pleno de constitución del Ayuntamiento confirmó el vuelco en las negociaciones para la formación de gobierno en la ciudad, cuando el Teatro Guerra, escenario del Pleno constituyente ya estaba repleto de invitados. Los socialistas habían cerrado durante la madrugada un pacto de investidura 'in extremis' con IU y Ciudadanos con el que dejaban fuera del gobierno al PP, la lista más votada y que hasta el viernes daba por seguro un acuerdo con el partido naranja, tras varias semanas de intensas negociaciones.

El apoyo de IU fue instrumental solo con el objetivo de facilitar la investidura del socialista Diego José Mateos y el partido seguirá, por decisión propia, en la oposición. Por su parte, el único concejal de Cs, clave en el pacto, Francisco Morales, se garantizó convertirse en vicealcalde de Lorca, con competencias sobre concejalías que aún están por determinar.

Perfil

El resultado sigue siendo un gobierno en minoría, con 11 concejales, que precisará de apoyos para cuestiones como la aprobación de los presupuestos que requieran la mayoría absoluta, fijada en 13 de los 25 ediles de la corporación.

El pacto convirtió a Mateos en el séptimo alcalde de la democracia en Lorca. En su discurso de investidura dijo que «ha llegado la hora de que todos nos impliquemos en hacer política con mayúsculas» y de devolver «el brillo» a Lorca para que recupere la posición estratégica que le corresponde en la Comunidad de Murcia. Se comprometió a trabajar para que la ciudad «sea la envidia de la Región» y anunció que hará que todos los lorquinos se sientan iguales «vivan donde vivan», en el casco urbano o en las pedanías.

Defendió que será reivindicativo «gobierne quien gobierne en Murcia y en Madrid» y afirmó que acercará la política a la calle para que el Ayuntamiento no sea «un castillo cerrado». El nuevo alcalde dijo sobre su compañero de viaje para los próximos cuatro años que «no vamos a ser una coalición, vamos a ser un equipo de 11».

Mateos (Lorca, 1975) es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Madrid y secretario interventor del ayuntamiento de Águilas en excedencia por cargo público. Es la segunda vez que se presenta a la alcaldía.

Ciudadanos: «Es lo mejor para Lorca»

Morales, el nuevo vicealcalde, aseguró que la decisión de Cs de apoyar al PSOE para formar gobierno fue «muy meditada», que en la misma tuvo «autonomía absoluta» y que se adoptó teniendo en cuenta «cuál era el mejor proyecto para Lorca y para los lorquinos, que se merecen lo mejor». Para el político del partido naranja, la coalición da respuesta a la demanda de «cambio» que habían manifestado los lorquinos en las urnas el pasado 26 de mayo.

Morales, el concejal más joven de la corporación, con 26 años, dijo sentir «un enorme orgullo de poder estar en el gobierno como vicealcalde».

Gil: «Es un cambalache»

Pese a que contó con el apoyo de los dos concejales de Vox en la investidura, el candidato del PP, Fulgencio Gil, no obtuvo la mayoría suficiente para conseguir la alcaldía con la que contaba con casi total certeza hasta el viernes por la tarde. La maniobra final de Cs truncó sus opciones de hacerse con el bastón de mando que había ostentado durante los últimos dos años. Al término del Pleno constituyente, el ya exalcalde lanzó un mensaje a los votantes del partido de Albert Rivera para que «tomen muy buena nota de todo lo que ha sucedido en las últimas horas y de cómo ha sucedido. Algunos hemos negociado con lealtad, con transparencia y de buena fe y otros no lo han hecho». Añadió que «otros han urdido y han tejido un cambalache que muestra lo peor de la política».

Advirtió de que liderará una oposición «leal y constructiva» pero «rigurosa, fuerte y sólida» desde la «legitimidad» de representar la lista más votada en las municipales. Para Gil, la composición de la nueva corporación «tuerce la voluntad de los lorquinos» expresada en las urnas.

Temas

Psrm, Lorca