Detenido en Lorca por agredir a un compañero de trabajo con una botella de vidrio

La discusión entre dos hombres de nacionalidad marroquí se originó por una disputa sobre quién debía pagar la reparación de una furgoneta que utilizaban para trabajar

EPLorca

Agentes de las unidades UPPSC, GOTM y UPROL de la Policía Local de Lorca detuvieron el día de Año Nuevo a un hombre por agredir con un botella de vidrio a un compañero de trabajo.

Los hecho tuvieron lugar pasadas las 16.30 horas de la tarde, cuando una vecina avisaba alarmada al 092 del suceso que se estaba produciendo en la calle Torrecilla, frente al centro de educación infantil Maruja Sastre, donde un hombre estaba sangrando abundantemente por diversas heridas en la cara y los brazos.

Al lugar se desplazaron varias dotaciones policiales, comprobando que, efectivamente, un varón de origen marroquí tenía cubiertas de sangre la cara y manos, presentando un corte de cierta consideración en la mejilla derecha, así como otra herida incisa en su antebrazo izquierdo que sangraba abundantemente.

Según informan fuentes municipales, el estado de las heridas hizo a los agentes requerir de manera urgente un servicio de ambulancia medicalizada, mientras que los propios policías llevaron a cabo labores de primeros auxilios taponando con gasas y vendas las heridas en espera de la ambulancia.

Una vez llegada la misma y siendo asistido el herido por el equipo médico desplazado, los agentes consiguieron obtener de la víctima la información oportuna sobre quién había sido el autor de la agresión.

Se trataba, según él, de un compatriota marroquí, compañero de trabajo con el que discutió acaloradamente por un problema de entendimiento sobre quién debía de pagar la reparación de una furgoneta que utilizaban para trabajar.

Según el herido, en un momento de la discusión, su compañero rompió una botella de vidrio contra el suelo y utilizó el cuello de la botella como arma para herirlo, alcanzándole en cara y antebrazo y produciéndole las heridas reseñadas.

Al respecto, la concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Lorca, Belén Pérez Martínez, aseguró que gracias a la información facilitada por la víctima, los agentes consiguieron localizar al presunto agresor, el cual tras ser preguntado por lo ocurrido admitió los hechos y voluntariamente le indicó dóndetuvo lugar la agresión y dónde arrojó la botella usada como arma, la cual se pudo recuperar y aportar como prueba.

Por todos estos motivos se procedió a la detención del agresor como presunto autor de un delito de lesiones, siendo trasladado hasta la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Lorca, donde se instruyeron las correspondientes diligencias y quedó a disposición de la Autoridad Judicial.

La edil quiso «felicitar a los agentes de la Policía Local por su celeridad para atender la incidencia y coordinar con otros cuerpos de seguridad, pero también de emergencias y sanitarios, para la atención a la víctima y la detención del presunto culpable».