Cuestiones técnicas obligarán a ampliar el tramo soterrado del AVE a su paso por Lorca

Vecinos de Lorca piden el soterramiento de los pasos a nivel del AVE./PACO ALONSO / AGM
Vecinos de Lorca piden el soterramiento de los pasos a nivel del AVE. / PACO ALONSO / AGM

El alcalde de la ciudad, Fulgencio Gil, considera insuficiente los 80 centímetros entre el lecho del río Guadalentín y el «cajón» de las vías y señala que podría ampliarse 400 metros más sobre lo previsto

EFELorca

Cuestiones técnicas obligarán a ampliar el tramo soterrado del AVE a su paso por Lorca, inicialmente previsto en 3,1 kilómetros, según desveló este miércoles el alcalde, Fulgencio Gil, citando a los técnicos municipales que han evaluado el estudio informativo que ha aprobado de forma provisional el Ministerio de Fomento y que está en fase de alegaciones.

Las manifestaciones de Gil a los periodistas se produjeron antes de que comenzara la reunión de la Mesa de Soterramiento, a la que este miércoles convocó a partidos políticos, agentes sociales y económicos, organizaciones vecinales y regantes para dar a conocer los términos del estudio informativo.

Según relató, el documento, de mil páginas, no contempla la presencia del canal del trasvase Tajo-Segura en la rambla de Las Señoritas, tampoco incluye el catálogo de servicios afectados y establece un resguardo de solo 80 centímetros entre el lecho del río Guadalentín y el «cajón» de las vías, que se considera insuficiente.

Estas «incidencias», especialmente la última, obligará a aumentar la profundidad a la que pasará el tren bajo el río Guadalentín y, en consecuencia a aumentar las rampas de ascenso y descenso, así como el tramo de circulación de los convoyes bajo tierra.

El alcalde dijo que se trata de dos incidencias de relevancia, que han sido detectadas por los técnicos municipales en el documento ministerial que llegó al ayuntamiento el lunes y que recoge las proyecciones incluidas en el estudio informativo de la integración urbana del ferrocarril a su paso por el casco urbano de Lorca.

Gil trasladó el asunto a los miembros de la Mesa del Soterramiento, a los que indicó que afecta a los puntos señalados para el inicio y el final del tramo de soterramiento, desde las inmediaciones del actual apeadero de San Cristóbal y la zona existente una vez superada la rambla de Las Señoritas, en las cercanías del barrio de Bertrand.

En el primero de los enclaves señalados, los técnicos constataron que el documento prevé un resguardo de apenas 80 centímetros entre el lecho del río Guadalentín y el túnel que albergaría las dos vías soterradas proyectadas.

Se trata de una distancia «excesivamente reducida, teniendo en cuenta la fuerza del agua que transcurre por el río en los periódicos episodios de fuertes precipitaciones, como del margen de seguridad que se mantiene en obras de similares circunstancias», dijo Gil.

El alcalde añadió que, según el criterio de los técnicos municipales, este resguardo entre el lecho del río y el «cajón» de las vías «tendría que incrementarse de forma notable por un sentido de responsabilidad y seguridad, al tiempo que se evitarían posibles cortes de las comunicaciones ferroviarias por inundaciones».

El documento, añadió Gil, no contiene ningún informe sobre este hecho por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), ni tampoco se incluye el preceptivo catálogo de servicios afectados por las obras.

Sobre la segunda de las incidencias, Gil señaló que el documento del Ministerio no prevé tampoco el hecho de que el soterramiento no puede interferir con el paso del canal del trasvase Tajo-Segura que existe en la rambla de Las Señoritas. El estudio informativo no ha previsto su existencia y la obligatoriedad de salvar este elemento, indicó.

Gil estimó que el soterramiento podría ampliarse en unos 400 metros más sobre lo previsto, ya que el consistorio no contempla como posibilidad la alternativa en superficie para el paso del AVE por Lorca que también se incluye en el estudio informativo de Fomento.

La Mesa del Soterramiento se volverá a reunir antes de que finalice el plazo de presentación de alegaciones para una puesta en común, ya que Gil ha pedido a sus integrantes que actúen «juntos» al tratarse de un proyecto estratégico para la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos